Chrysler 200

El mundo de los autos está en constante evolución, no cualquiera logra hacer ‘match’ con el público actual y nuestro país es prueba fehaciente de que si no tienes nada bueno que ofrecer lo mejor es hacerse a un lado.

Ya sea por su alto costo, poco equipamiento o falta de publicidad, existieron autos en nuestro país sin un arraigo trascedente, los cuales pasaron sin pena ni gloria y su salida fue lastimosamente desapercibida.

Sus corazones (o más bien sus motores), se apagaron y sus ruedas dejaron de girar para siempre ¿Los recuerdas? Nosotros tampoco.

 

Chrysler 200

Chrysler 200
Poco recordado.

 

Era el año 2016 cuando Sergio Marchionne (presidente de FCA en aquel momento), anunció que el Chrysler 200 dejaba de existir para liberar capacidad de producción en Jeep y RAM.

Si bien esto era cierto, la realidad es que este compacto de cuatro puertas no resultó tan funcional para el consumidor, quien por ese precio optaba mejor por alguna SUV.

 

Dodge Avenger

Dodge Avenger
Equipamiento base discreto.

 

El relevo del Stratus nunca logró posicionarse del todo en el mercado nacional. Este sedán llegó al mundo en 2008, justo en el momento en que Estados Unidos mantenía la crisis por la recesión.

Aunque logró comercializarse hasta 2014 con un cómodo motor de 2.4 litros y 173 caballos, las versiones base resultaban poco atractivas en equipamiento y precipitaron su muerte.

 

Dodge Dart

Dodge Dart
Rescató un nombre icónico.

 

La marca norteamericana revivió un nombre icónico para dar vida a este nuevo modelo; presumía un nivel de equipamiento importante, principalmente en seguridad, sin embargo, su alto costo y la poca identificación con el Dart de antaño lo enterraron para siempre. Hoy descansa en paz en el cementerio de los autos.

 

Fiat Albea

Fiat Albea
QEPD

 

Llegó a nuestro país a mediados de la década pasada, se trató de la variante sedán del Palio y era uno de los subcompactos más económicos del mercado gracias a su motor de 1.8 litros acoplado a una caja manual de cinco velocidades.

Las múltiples fallas de fábrica eran una constante entre las quejas de sus dueños y marcaron su llegada al panteón automotriz.

 

MINI Coupé y Roadster

mini Coupé
Diseño muy extraño.

 

Si eres de los 100% puristas y no deseas que tus ojos lloren, no veas este MINI que la marca dejó de comercializar a mediados de esta década.

La realidad es que sus diseños nunca lograron convencer a los consumidores y las bajas ventas propiciaron su salida tras cuatro años de vida en el mercado.

A pesar de todo, se le debe aplaudir a MINI su atrevimiento ¡hay que arriesgarse en esta vida! (incluso con los autos).

 

Mitsubishi Eclipse

Mitsubishi Eclipse
De los menos recordados.

 

Si existía un vehículo con el que podías llamar la atención ese era el Eclipse, aunque su inmenso alerón trasero dificultaba en demasía la visibilidad trasera.

En 2006 se presentó su última generación con un nuevo motor V6 de 3.8 litros y 265 bhp. El éxito de su hermano Lancer Evo le quitó protagonismo y provocó su salida de este mundo.

El Eclipse Cross heredó su nombre en forma de crossover, pero con una orientación totalmente distinta.

 

Seat Exeo

Seat Exeo
Se quedó en el tiempo.

 

Basado en el Audi A4 B7, este sedán de 4.6 metros de largo estuvo a la venta de 2008 a 2014.

En nuestro país se ofrecía con un motor turbo de 200 bhp (algo poco usual en el segmento) y si bien alcanzó buenas cifras de ventas en un inicio, el ‘boom’ por las SUVs y la carencia de una nueva generación le dieron el último adiós.

 

Volvo C30

Volvo C30
Un trasero particular.

 

El curioso trasero con la cajuela reducida fue una de sus particularidades.

Este hatchback de tres puertas nunca logró alcanzar la popularidad que sus rivales alemanes sí lograron (llámese Audi A3 o BMW Serie 1) y cesó sus ventas en 2011.

 

VW Eos

VW Eos
Diosa del viento.

 

Seguramente ni te acuerdas de él, lo que supone su fracaso en ventas.

Este convertible basaba su nombre en la diosa de la madrugada y el viento en la mitología griega (igual se fue como el viento al otro mundo). Es considerado por muchos como el antecesor del Golf Cabrio…por más extraño que esto suene.

 

VW Crossfox

VW Crossfox
Aventurero.

 

Quizás el único de la lista que algunos sí puedan recordar con mayor fervor.

Su estilo aventurero lo hizo relativamente popular a finales de la década pasada, lo que le permitió venderse en nuestro país hasta 2017.

La capacidad en cajuela de hasta 1,620 litros con los asientos traseros abatidos era su carta de presentación, aunque esto no evitó su trágico desenlace.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn