Cómo usar la silla de seguridad para niños

Cómo usar la silla de seguridad para niños

Se trata de uno de los accesorios que, cuando se tiene hijos, es de vital importancia. De su uso correcto se puede salvar la vida de nuestros hijos. Por eso la importancia de saber cómo usar la silla de seguridad para niños.

El punto se vuelve más importante en caso de que estés por comprar un coche y tienes niños, o bien, que ya posees una unidad y está por llegar un bebé a la familia.

 Por lo general, las fábricas de autos no incluyen a la silla de seguridad para niños y dan por hecho que los clientes adquirirán una por su cuenta.

Además, la ley en general es clara indicando que todos los niños menores de 10 años deben viajar en el asiento trasero del vehículo.

Lo harán con el cinturón de seguridad puesto y los menores de cinco años deben contar con la silla de seguridad correspondiente.

También lee: Olores más difíciles de eliminar de tu coche

Cómo usar la silla de seguridad para niños

EN BUSCA DE LA ADECUADA

Aunque las sillas están diseñadas de acuerdo a la edad, es importante es tener en cuenta el peso del niño o niña que lo va a utilizar.

Las sillas o dispositivos de retención infantil se dividen en:

– Grupo 0 (para recién nacidos hasta los 10 kilos)

– Grupo 1 (para niños entre 9 y 18 kilos)

– Grupo 2 (para niños entre 15 y 24 kilos)

– Grupo 3 (para niños entre 25 y 36 kilos)

Síguenos en Facebook

AL MOMENTO DE COMPRAR

Lo primero es conocer el funcionamiento y colocación de la silla, por eso hay que pedir al vendedor que nos enseñe las instrucciones.

Hay que saber también si el ISOFIX es compatible con el coche que tenemos.

Probar e instalar nosotros mismos la silla o si es necesario pedirle a la persona que te la vende que te haga una demostración de cómo se monta.

Es muy útil llevar al niño que va a utilizar la silla que la pruebe antes de comprarla.

No sólo para saber si le gusta al niño, sino también para saber lo fácil o difícil que será sentarle.

Síguenos en Instagram

IMPORTANCIA DEL ANCLAJE

El sistema ISOFIX ayuda evitar errores en la instalación de las sillas de seguridad.

Consta de dos anclajes o hebillas que forman parte de la carrocería del vehículo.

A estos anclajes se engancha directamente la sillita a través de unas barras rígidas, empujándolas contra los hebillas y con un simple ‘click’.

Para el correcto uso de este método de protección de anclaje es básico que revises el manual de tu coche.

El asiento trasero es el lugar más seguro para un niño, no obstante, otra de las equivocaciones al llevar un bebé es hacerlo en brazos.

Un niño sin sujeción adecuada, multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn