Estos son los 5 errores que cometes y que facilitan a los ladrones el robarte tu auto

Durante 2020, fueron robados 68, 110 autos asegurados en México.

Es decir, durante los últimos 12 meses se hurtaron en promedio 158 vehículos asegurados por día. 

La AMIS reveló que los 5 autos más robados de México son el Nissan Versa, Nissan NP-300, Nissan Tsuru, Chevrolet Aveo y Volkswagen Vento.

El 70% de los robos se concentró en Edomex, Jalisco, CDMX, Guanajuato, Puebla y Veracruz.

Por ello, la plataforma digital de seguros Guros identificó algunos hábitos que podrían exponer a tu vehículo y a sus ocupantes.

 

1. Estacionamiento en la calle

Recuerda que usar espacios poco iluminados o sin protección puede ser un factor de peligro para un robo de auto.

Además, está comprobado que no sólo los vehículos lujosos o último modelo son el blanco de los delincuentes.

Basta con tener el tiempo y espacio sin vigilancia para que tu auto desaparezca.

Recuerda que un auto robado puede utilizarse para el mercado negro o como vehículo para cometer otros delitos.

Por ello, si fuiste víctima de robo de auto, deberás denunciarlo a las autoridades.

 

2. Autos sin equipo de bloqueo

autos

 

El principal rival de los ladrones es el tiempo. Por lo tanto, entre más sencillo sea acceder a un auto y llevárselo es un elemento más a su favor.

De ahí que en el mercado existen distintos productos que ayudan a evitar un fácil hurto. Por ejemplo, los bastones inmovilizadores.

Aunque no lo creas, el uso de este tipo de utensilios te brinda un porcentaje de protección.

Si bien sabemos que es un método vulnerable, los delincuentes preferirán, en la mayoría de veces, una unidad libre de estos artefactos.

La causa principal, el ahorro de tiempo y por ello, disminuyen la posibilidad de ser descubiertos.

En autos más recientes, al girar el volante y apagar el switch se generará un bloqueo automático.

Pese a ello, siempre será recomendable no abandonar por muchas horas un vehículo en la calle.

 

3. Visibilidad al interior

Si bien es importante tener en cuenta la transparencia y visibilidad que tenemos de nuestro entorno, fuera de tu auto debes tomar precauciones.

Si dejas cosas de valor a la vista de todos, como laptops, maletines, carteras, celulares u otros, se puede incitar a los ladrones a robar tu vehículo.

Incluso, estar a bordo de tu unidad tampoco te exime de este delito. Si tienes el hábito de tener tu móvil a la vista o tus objetos de valor, podrías incluso, ser víctima de un robo con violencia.

 

4. Autos sin película antiasalto

Como otros accesorios, éste no es infalible. Pero una película antiasalto en el auto sirve para aumentar el tiempo que toma romper un vidrio.

Por un lado, si el auto se encuentra estacionado, el delincuente deberá invertir varios minutos para romper un vidrio.

En caso de un intento de robo de auto mientras te encuentras a bordo, puede darte tiempo de escapar en una situación de emergencia.

Como recomendación adicional, si decides colocar una película antiasalto, hazlo en un local especializado.

Además, recuerda que esta membrana no se trata de un blindaje ante arma de fuego. Por lo tanto, recomendamos actuar con prudencia ante una situación peligrosa.

Nunca pongas en riesgo tu integridad por encima de una pérdida material.

 

5. Grabado de número de serie

Otro método de selección por parte de los delincuentes es revisar si los elementos de tu unidad tienen o no grabado el número de serie de tu auto.

Es decir, comprobar si faros, espejos, vidrios u otros componentes están ‘tatuados’ con este dato.

Debido al mercado negro de autopartes, un delincuente preferirá el robo de un auto libre de este grabado, pues facilitará la venta de las piezas. Aunque existen métodos para borrarlo, la inversión de tiempo y recursos no es atractiva para los malhechores.

Cabe destacar que este tipo de protección es más común en autos recientes, sin embargo, es aplicable a cualquier unidad.

La mayoría de veces a un precio menor a comparación de otros métodos de seguridad. Incluso, en algunas agencias lo hacen sin costo, siempre y cuando lo pidas.

 

Bonus Track. Usuarios con rutinas

Aunque no lo creas, el robo de un auto no siempre es una casualidad o situación fortuita.

En varias ocasiones se trata de un plan diseñado con anterioridad, es decir, bajo un seguimiento.

Uno de los elementos que facilitan el robo de un automóvil es la rutina de los usuarios. Horarios, rutas y estilos de vida influyen para que la delincuencia seleccione a su próxima víctima.

Establecer un patrón de tus movimientos de forma rutinaria te hará predecible.

Entre las recomendaciones, está el cambio de trayectos y horarios de viaje.

Evita repetir rutinas por más de una semana. Vigila autos extraños estacionados o personas ajenas a tu entorno cerca de tu vehículo.

Ello te ayudará a sospechar que estás siendo vigilado.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn