calor

Las altas temperaturas invaden gran parte del país, así que sigue estas recomendaciones al manejar.

En estas condiciones de calor extremo, es aconsejable adoptar precauciones, ya que el calor eleva la temperatura dentro del habitáculo y puede alterar la capacidad del conductor.

Ante ello, DGT propone una serie de recomendaciones para evitar los efectos adversos de las altas temperaturas dentro del coche.

 

Consejos para manejar con calor extremo

calor

 

Airee el vehículo: Antes de empezar a conducir, baje las ventanillas del coche para airear el habitáculo e igualar las temperaturas interior y exterior.

 

Aire acondicionado: Si enciende el aire acondicionado, baje las ventanillas durante los primeros segundos para expulsar al exterior el aire caliente.

 

Temperatura: Mantenga la temperatura del climatizador entre 22º y 24° para evitar enfriamientos por cambios bruscos de temperatura con el exterior. Y evite orientar las toberas hacia la cara y el pecho.

 

Evite las horas de más calor: Programe sus salidas evitando las horas de más calor.

 

Ropa cómoda: Utilice ropa cómoda y holgada y un calzado que sujete adecuadamente el pie.

 

Hidrátese: Lleve bebidas frescas no alcohólicas. Beba con frecuencia, sin esperar a tener sed.

 

Lo mejor, agua o zumos de fruta. No consuma absolutamente nada de alcohol si se va a conducir: disminuye los reflejos, crea una sensación de euforia y una falsa seguridad, incluso en los niveles más bajos.

 

calor

 

Comer: Es conveniente ingerir una alimentación ligera, rica en proteínas y vitaminas, evitando las comidas grasas.

 

Descanse: Pare cada 200 km o 2 horas para hidratarse, airear el vehículo y relajarse.

 

Fatiga: Si en cualquier momento detecta síntomas de fatiga o somnolencia, pare inmediatamente para descansar o dormir.

 

Sombra: En las paradas, procure detenerse en zonas de sombra. Si para al sol, no deje a personas mayores, niños o animales dentro del vehículo.

 

Que el motor no se caliente. Vigile la temperatura del motor del vehículo.

 

PD. Las altas temperaturas favorecen el deterioro de determinadas partes mecánicas de nuestro vehículo. Por ello, es muy importante revisar el coche antes del viaje.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn