estancada

Esta peculiar moto emplea un gas altamente contaminante estancado, y lo convierte en otro menos contaminante.

Por donde vamos, no se desea siempre velocidad, ya que entre más velocidad más caballos de fuerza, lo que significa más CC, lo que resulta en un mayor consumo de combustible.

En el caso de esta motocicleta hecha por el ingeniero Gijs Schalkx, el movimiento es más que suficiente.

Así funciona.

 

 

Moto alimentada por agua estancada

Este diminuto motor proporcionará la potencia suficiente para divertirse sobre dos ruedas y, al mismo tiempo tener un consumo de combustible muy bajo.

En cualquier charco, Gijs Schalkx emplea una botella con un flotador que captura el metano, al remover el fondo de un charco con un rastrillo.

A la par usa una bomba manual para llevar el metano a la botella que está en la zona trasera de la motocicleta.

Hay muchas piezas disponibles y, si no, es bastante fácil modificar diferentes piezas del motor para que se ajusten a esta, ya que su diseño es muy simple.

Se mantiene funcionando con lubricación por salpicadura, por lo que la presión del aceite nunca es un problema.

Funciona con cualquier aceite, 10w-30, 10w-40, aceite de moto, aceite de coche, aceite de generador, no importa.

El GX160 de hoy (el motor generador doméstico insignia de Honda) es una copia casi exacta del motor PC50, la única diferencia es el tamaño real, un embrague y sus pedales.

A pesar de que fue diseñado hace más de 60 años, la misma configuración de motor todavía se construye y usa en todo el mundo hoy en día.

“Dos ruedas son inherentemente más económicas en términos de consumo en comparación con sus primos de lata de cuatro ruedas”, dice su inventor.

Menos peso, menos área frontal y menos resistencia al aire significa velocidades más altas con menos energía.

No cabe duda, que existe de todo en este mundo de las 2 y 4 ruedas.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn