medida Europa crisis autotransporte

El Parlamento Europeo y el Consejo han llegado a un acuerdo provisional sobre un nuevo marco de coordinación de crisis que exige a los Estados miembros ser transparentes en sus medidas de crisis.

 

 

 

En Europa están aplicando una medida para prevenir la crisis en el autotransporte y que México podría copiar. La Ley de Emergencia y Resiliencia del Mercado Interior (IMERA), anteriormente conocida como Instrumento de Emergencia del Mercado Único (SMEI), permitirá a la Comisión Europea solicitar información vital a las empresas en situación de crisis y posteriormente asignarles pedidos prioritarios de bienes y servicios esenciales.

medida Europa crisis autotransporte

El instrumento establecerá un nuevo sistema de preparación para crisis de tres niveles que ayudará a coordinar actividades y garantizar el suministro de bienes relevantes para crisis en futuras emergencias.

 

¿Qué es IMERA?

La Ley de Resiliencia y Emergencia del Mercado Interno (IMERA) tiene como objetivo anticipar, prepararse y responder al impacto de futuras crisis. Se basa en las lecciones aprendidas durante emergencias recientes como la COVID, la guerra de Rusia en Ucrania y la crisis del suministro de energía.

La IMERA prevé un seguimiento continuo de posibles crisis futuras, establece un modo de vigilancia o emergencia que se activará cuando una amenaza se vuelva clara y establece una gobernanza para que los estados miembros puedan coordinar su respuesta. También crea un “grupo asesor” formado por la Comisión y los estados miembros para evaluar una situación determinada y recomendar respuestas.

A la par, IMERA prevé medidas de emergencia, como un procedimiento rápido para introducir determinados productos en el mercado y derogaciones de normas específicas para productos.

 

medida Europa crisis autotransporte

 

Prevención de crisis en el autotransporte, la clave

Al respecto, el Director de Defensa de IRU en la UE, Raluca Marian, dijo:

“En las últimas semanas hemos sido testigos de graves perturbaciones en las fronteras dentro de Schengen y dentro de los Estados miembros debido a las protestas de los agricultores. Esto ha llevado a una situación insostenible, con bloqueos y ataques contra los camioneros profesionales y su carga”.

IRU espera que IMERA ayude a abordar todo tipo de crisis, ya que obligará a los Estados miembros a facilitar el movimiento transfronterizo de bienes y servicios esenciales incluso en el caso de restricciones de movimiento. De esta manera, los Estados miembros también tendrán que informar a la Comisión, a las empresas y a los ciudadanos de sus medidas de crisis una vez que las hayan adoptado.

“La información temprana sobre los bloqueos esperados y en curso es crucial para que los operadores de transporte puedan planificar y redireccionar la planificación cuando sea posible y evitar interrupciones en la cadena logística”, destacó Raluca Marian.

Además de las disposiciones que describen medidas en caso de crisis, IMERA también permite a la Comisión Europea realizar pruebas de resistencia y simulaciones para anticiparse y prepararse con antelación. “Valoramos que durante estas pruebas se consulte a los operadores de transporte”, concluyó. Se espera que el Parlamento Europeo y el Consejo respalden el acuerdo provisional en las próximas semanas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn