22

Una familia viajó por más de dos décadas (22 años) por todo el mundo a bordo de su Graham-Paige de 1928.

Parece increíble pero es real. Una familia argentina culminó el viaje de su vida: han recorrido los cinco continentes en un auto de 1928 en una aventura que comenzó en 2000,

En ese tiempo, engendraron y criaron a cuatro hijos que ahora son adolescentes.

De acuerdo con la agencia AFP, la familia Zapp, compuesta por Herman y Candelaria y sus cuatros niños, han conducido un total de 362,000 kilómetros.

Ahora han regresado a Buenos Aires.

“Tengo sentimientos muy encontrados. Estamos terminando un sueño o cumpliendo un sueño“, dijo Herman a la AFP.

“¿Qué vendrá ahora? Miles de cambios, miles de opciones”, dijo el hombre de 53 años, que ya piensa en dar la vuelta al mundo a vela.

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Herman Zapp (@familiazappfamily)

 

Viaje de 22 años

Candelaria, que tenía 29 años cuando comenzó el viaje y ahora tiene 51, dijo que su mayor y mejor descubrimiento fue la gente que encontró en el camino.

“La gente es maravillosa. La humanidad es increíble”, dijo Candelaria.

Dijo que la familia visitó no menos de 102 países, aunque a veces tuvieron que desviarse debido a guerras u otros tipos de conflictos.

 

‘Bueno en las ciudades’

22

 

La pareja había estado casada por seis años, tenían buenos trabajos y acababan de construir una casa, con planes de tener hijos también, cuando llegó la pasión por los viajes.

Su viaje alrededor del mundo comenzó con un viaje de mochileros en Alaska.

Y alguien les ofreció un coche, un modelo de 1928 de una marca estadounidense llamada Graham-Paige.

El motor estaba mal y la pintura se veía terrible. “Ni siquiera arrancaba”, dijo Candelaria Zapp.

“Los asientos no son geniales, ni tampoco el silenciador. Tampoco tiene aire acondicionado. Es un auto que hay que vigilar. No se ve cómodo, pero fue maravilloso”, dijo Herman.

“Fue bueno en las ciudades, en el barro y en la arena”, agregó.

Usaron solo ocho juegos de llantas en 22 años y solo dos veces necesitaron hacer un trabajo importante en el motor.

 

Familia

Mientras estaban en la carretera, y con los dos primeros hijos nacidos (Pampa, que ahora tiene 19 años, llegó a este mundo en los EE. UU. y Tehue, de 16, durante una visita a Argentina), agrandaron el automóvil cortándolo por la mitad. y agregando 40 cm (16 pulgadas) de largo y otro asiento.

Eso dio lugar a la llegada de Paloma, ahora de 14 años y nacida en Canadá, y Wallaby, de 12 años, en Australia.

Las últimas incorporaciones a la familia fueron un perro llamado Timon y un gato llamado Hakuna durante una estadía en Brasil, donde los Zapps quedaron varados por un tiempo en 2020 a causa del Covid-19.

Los Zapp generalmente se quedaban como invitados en las casas de las personas; estiman alrededor de 2,000 en total.

Pero no todo fue fácil. Herman una vez contrajo malaria, la familia condujo por Asia durante el brote de gripe aviar y tuvo que lidiar con el ébola en África y el dengue en América Central.

Y algunos compran una copia del libro que los Zapps han escrito sobre su aventura, titulado “Atrapar un sueño”.

Han vendido alrededor de 100.000 copias y dicen que esta es su principal fuente de ingresos para todos estos viajes.

La familia viajó por América, África, Oceanía, Asia y Europa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn