honda robot

Honda trabaja continuamente en la investigación de la robótica, incluida la investigación y el desarrollo de su robot bipedal ASIMO.

Como parte de la robótica de próxima generación, la compañía busca el desarrollo de las aplicaciones prácticas del robot avatar original de Honda.

Esto para ampliar el alcance de la capacidad humana de manera virtual sin limitaciones de tiempo y lugar.

El mayor mérito de un robot avatar (que puede actuar como un segundo yo del usuario), es que éste puede ejecutar tareas y experimentar cosas sin estar presente en persona.

Esto incluirá o la sensación realista de manejar objetos a distancia.

Lo que se convertirá en el núcleo de la realización de dicho robot avatar es la mano robótica de múltiples dedos desarrollada aprovechando los puntos fuertes de Honda en tecnologías robóticas e IA.

Honda se esforzó por crear un robot avatar capaz de utilizar su mano de múltiples dedos para hacer pleno uso de herramientas diseñadas para uso humano y realizar tareas complejas de forma rápida y precisa basándose en un control más intuitivo y respaldado por la IA del usuario.

 

Honda y su robot avatar

honda robot

 

Hasta la fecha, Honda ha realizado una mano de varios dedos con la capacidad de agarrar delicadamente un objeto pequeño con las yemas de los dedos y la fuerza para abrir una tapa apretada del frasco, a nivel de la mano humana.

Esto ha sido durante mucho tiempo un reto en el campo de la investigación robótica.

Además, con el fin de permitir que su mano de múltiples dedos agarre un objeto sin problemas en una secuencia de movimientos y maneje una herramienta con un control preciso de la fuerza, la firma está trabajando en el avance de su función original de control remoto soportada por IA.

Actualmente, la compañía trabaja en la reducción del hardware y la mejora de la precisión de los movimientos robóticos de las manos, tales como agarrar y manipular.

Honda se esfuerza por comenzar las pruebas de demostración tecnológica del robot Honda Avatar antes de que finalice el año fiscal que concluye el 31 de marzo de 2024.

Esto con la visión de ponerlo en uso práctico en la década de 2030.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn