autónomo

Cruise, la filial de vehículos autónomo /s de General Motors, está probando actualmente sus vehículos de prueba basados ​​en el Bolt EV.

Esto en las vías públicas de San Francisco, California.

A pesar de tener los permisos correspondientes, la compañía todavía está sujeta a las mismas reglas de tránsito que el público en general.

Es decir, los autos pueden ser detenidos para recibir alguna infracción si así lo amerita.

Según reporta GM Authority, un usuario de Instagram filmó una interacción bastante rara entre un policía y una de estas unidades.

El video muestra un vehículo de prueba autónomo basado en Chevy Bolt EV que fue detenido por un oficial de policía, aparentemente por no traer las luces prendidas.

 

 

El elemento policiaco sale de su patrulla y se acerca al lado del conductor del vehículo, asumiendo que habrá un humano detrás del volante.

El oficial de policía parece sorprendido al ver que el vehículo no está tripulado y, en cambio, está siendo conducido por el sofisticado algoritmo de Cruise.

Cuando intenta volver a su coche patrulla, presumiblemente para preguntar a sus superiores qué hacer en tal situación, el Cruise AV se aleja antes de detenerse una vez más a unos 100 metros por la carretera.

 

Cruise, el propietario del coche autónomo, responde

Cruise respondió en un tweet brindando más información sobre esta interacción y cómo Cruise maneja tales situaciones.

“Nuestro AV cedió el paso al vehículo policial, luego se detuvo en el lugar seguro más cercano para la parada de tráfico, como estaba previsto”, dijo la compañía en el tuit.

“Un oficial contactó al personal de Cruise y no se emitió ninguna citación”.

GM aplicará las lecciones aprendidas del desarrollo de sus vehículos de prueba basados ​​en Chevy Bolt EV al Cruise Origin, un robotaxi autónomo que entrará en producción en Michigan durante 2023.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn