retrovisores

Con más de 90 años en existencia, los espejos retrovisores se han transformado de manera increíble.

Todo, desde la primera vez que fueron usados en los autos de carreras como una ventaja competitiva, hasta hoy en día, como parte de una experiencia de conducción más inteligente y segura.

Faurecia, una empresa del grupo FORVIA, creo el E-mirror, una innovación tecnológica que sustituye los espejos convencionales por una cámara en el interior y exterior del auto con sensores inteligentes.

Estos brindan al conductor mayor seguridad ante los puntos muertos, aún en situaciones climáticas o de iluminación adversas y en tiempo real, creando así una mejor visibilidad del entorno.

Ya sea en carretera o en el abrumador tráfico de la ciudad, los conductores necesitan de mejores condiciones para manejar.

 

E-mirror, espejos retrovisores vs sensores

 

 

 

Ante ello, la empresa ha desarrollado este tipo de soluciones, combinando las imágenes de los sensores con un software de análisis de situación.

Este detecta y alerta para mantenerse en el mismo carril y dar aviso de los vehículos cercanos, bicicletas, peatones u otros obstáculos.

Además, ofrece una mayor visibilidad a la hora de estacionarse en espacios reducidos.

Con esta información se hace un análisis de datos del comportamiento tanto de los conductores, como de las situaciones de riesgo.

El objetivo es que las siguientes tecnologías puedan traducirse en soluciones que mejoren la experiencia al manejar.

Se reduce la carga cognitiva del conductor y aportando mayor seguridad en la transición del desarrollo de automóviles autónomos.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn