Shell Oil Company, llegó a un acuerdo para la venta de su participación en Deer Park Refining Limited Partnership, una empresa de ellos y Pemex.

Esta organización 50-50, deja de dividirse al  transferir totalmente el interés a Petróleos de México, por parte de Shell, dejando toda la propiedad de la refinería.

Lee sobre: La tragedia olvidada. El día que el Tren Ligero arrolló a varios vehículos

¡Adiós Shell!

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que Petróleos Mexicanos cerró una operación para comprar toda la compañía de Houston Texas, propiedad de Shell.

Por su parte, Huibert Vigeveno, Director de Downstream de Shell, mencionó que no estaba planeada la comercialización de Deer Park, ya que el acuerdo tenía futuro.

Sin embargo, tras una oferta no solicitada de Pemex, se llegó un acuerdo para transferir su interés a su gran socio activo durante 30 años.

La confianza en una empresa

La construcción de la refinería comenzó en 1929 y se expandió varias veces a lo largos de los años, mientras que las instalaciones petroquímicas de la misma, comenzó en 1940.

Hoy en día, la instalación emplea a mil 500 trabajadores de Shell y mil 200 colaboradores por contrato de varios subcontratistas, ahora perteneciente a México.

Es por ello, que la compañía de hidrocarburos venderá la empresa en 600 mil millones de dólares con orgullo, pues el trabajar con Pemex ha sido muy grato para ellos, de acuerdo con Vigeveno.

Esta transacción permite a Shell enfocar aún más su huella de refinación, y al mismo tiempo conserva el valor a través de sus actividades de Productos Químicos y Trading. 

Síguenos en Twitter

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn