driftear

Driftear o derrapar un auto puede ser una actividad sumamente divertida, pero se debe hacer con todo el conocimiento, la seguridad y en el lugar adecuado para ello.

 

¿Qué es el drifting? El drift es una técnica de manejo donde se busca generar sobreviraje, el vehículo debe formar un ángulo con la dirección de movimiento, hacia un lado; así que te dejamos los mejores autos para derrapar. Existen muchos autos divertidos, pero aquellos donde los que saben pueden driftear, permiten que sean el doble de entretenidos.

 

Hay distintas opciones para inducir un derrape (hay tienes los de la película de Rápido y Furioso: Reto Tokio), la elección dependerá de las propiedades naturales del auto. Claro que este requiere de mucha práctica, aunque un auto de tracción trasera es ideal. En ese sentido, un diferencial de deslizamiento limitado logra mantener ambas ruedas traseras girando, en lugar de solo una.

 

En México, hay autos de tracción trasera sumamente divertidos, pero no todos se ajustan al 100% para hacer un buen drifting. Otros son más deportivos y también puede ser una opción. No obstante, aquí te dejamos los que a nuestra consideración, son los ideales para hacerlo.

 

 

Los 5 mejores autos para hacer drift

 

Mazda MX-5

driftear

Imagina fusionar el motor de 2.0 litros más pequeño y respondón del mercado con tracción trasera. Ahora que, si lo combinas con la versión de caja manual, entonces la diversión está más que garantizada. Todas estas características convierten al MX-5 en el auto de tracción trasera más divertido para driftear y por el que pagarás menos dinero.

 

 

Porsche 911 GT3

Lo apodamos el ‘Hijo del Viento’ y no nos equivocamos; ahora, en su séptima generación se presenta con el motor bóxer de seis cilindros y 3996 centímetros cúbicos, que entrega una potencia de 510 caballos (375 kW), basado en el que utiliza el 911 GT3 R. El diseño de brazos dobles superpuestos en el eje delantero y la sofisticada aerodinámica provienen de su exitoso hermano de circuito, el 911 RSR. En el mítico Nürburgring Nordschleife, el 911 GT3 se convirtió en el primer modelo de producción en serie con motor atmosférico en bajar de la barrera de los siete minutos.

 

 

KIA Stinger

Se trata de la versión base GT-Line con el motor 2.5 litros turbo con 300 caballos y 311 lb-pie de torque. Añade tracción trasera, suspensión delantera Mc-Pherson y Multi-Link (5 brazos) trasera y un arsenal tecnológico bastante respetable. El Stinger tenía sus días contados, así que driftear con él puede ser una experiencia prácticamente religiosa.

 

 

BMW M2 Coupé

driftear

¿Quieres driftear de lo lindo? Solo piensa en un modelo que te ofrezca una nueva generación, arriba de 460 caballos, tracción trasera y caja manual. Antes de que salives, déjanos decirte que el M2 alcanza los 100 km/h desde el reposo en 4.3 segundos cuando está equipado con la caja de cambios manual de seis velocidades. La velocidad máxima limitada se puede aumentar de 250 km/h a 285 km/h especificando el M Driver’s Package opcional.

 

 

Ford Mustang

El padre del drifting no podía faltar en este conteo. La séptima generación del no representa una metamorfosis, pero sí le da continuidad al motor V8, a la caja manual y a todo su espíritu purista. Existen seis modos de manejo: Normal, Sport, Resbaladizo, Tracción, Pista. A estos modos se les deba añadir una configuración personalizable con hasta seis perfiles individuales, adaptados a la vista del conductor delante de ellos.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn