autofinanciamiento ventas autos nuevos

El desempeño del sector automotor después del fuerte impacto por la pandemia ha presentado un paulatino avance.

 

 

 

En lo que va de 2023, el 56.3% de los vehículos nuevos vendidos se realiza a través de algún esquema de financiamiento en nuestro país.

En 2023 con la mejoría de inventario se ha traducido en la recuperación en cierta medida de la demanda rezagada.

Durante el quinto mes de 2023 se comercializaron 97 mil 610 vehículos ligeros nuevos, 17.0% superior a las 83 mil 459 del mismo abril del año pasado, un incremento de 14,151 unidades.

Sobre la comercialización al menudeo de vehículos pesados en abril de este año, ésta alcanzó los 3 mil 847 vehículos pesados nuevos, una variación de 17.4% con 570 unidades adicionales respecto al mismo mes de 2022.

 

 

Ventas de autos nuevos ¿Cómo se comporta el autofinanciamiento en México?

autofinanciamiento ventas autos nuevos

 

En ese contexto, los esquemas de autofinanciamiento ofrecidos por la red de distribuidores y que cuentan con el respaldo de las marcas, surgen como una opción alternativa.

No obstante, su presencia en México es aún baja. La participación del autofinanciamiento como proporción del total de ventas es de 1% en lo que va de 2023 (enero-abril).

Estas cifras son inferiores a la de los demás años, ya que en otro momento ha llegado a representar hasta un 6% del total de ventas.

Sin duda el autofinanciamiento, al igual que el sector de distribución en su conjunto, ha sido impactado por la baja disponibilidad de producto.

A pesar de ello, el mercado de autofinanciamiento presenta en cifras acumuladas a abril de 2023 un total de 7 mil 288 contratos, cifra 17.7% mayor a la registrada en similar periodo de 2022.

En el ámbito de adjudicaciones, se tiene también un avance, aunque moderado, registrando un incremento anual de 1.9%; mientras que las adjudicaciones presentan un rezago de -1.8% anual.

 

 

¿Cuáles son las ventajas del autofinanciamiento?

Para ADMA, este tipo de esquema está diseñados para dar acceso al mercado de vehículos nuevos a los consumidores que no necesariamente acceden a través de un crédito tradicional.

De esta forma, esta opción permite al cliente no descapitalizarse y generar un historial crediticio.

“De manera adicional, al establecer requisitos conforme al perfil del cliente, se ha constituido como una vía de impulso, por ejemplo, a la actividad de las pequeñas y medianas empresas”.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn