La evolución de la cabina

Si no leíste la primera parte sobre la evolución de la cabina en los autos, te invitamos a leerla aquí.

Ahora sí, sigamos.

Del velocímetro original al Head Up Display

La evolución de la cabina
La tecnología crece a pasos agigantados.

 

Otro integrante que progresó a pasos agigantados fue el tablero de instrumentos.

Los primeros de la historia mostraban datos básicos como la velocidad del desplazamiento o el combustible gastado.

Poco a poco, los diseñadores se percataron de la necesidad de incorporarle más elementos como radio, reloj, calefacción, etc, pero sin que sus formas se alejaran de la identidad del vehículo.

En la actualidad, el velocímetro es sustituido por mandos digitales como el Virtual Cockpit de Audi.

De hecho, este puede ser manipulado desde la pantalla central bajo distintas opciones de visualización.

Otro ejemplo es el Head Up Display de BMW donde se proyecta información directamente en el parabrisas.

Son pocos los casos donde el diseño del tablero perpetuó a pesar de paso de los años.

MINI Cooper y el VW Sedán son dos de ellos, el primero con sus clásicos mandos circulares y el segundo con el velocímetro justo detrás del volante.

El tema de la tecnología se ha incorporado paulatinamente al funcionamiento de los sistemas internos de los autos.

Las marcas premium ponderan los mecanismos tecnológicos, y firmas generalistas como SEAT, KIA, Mazda y Honda los incluyen cada vez más desde sus versiones base.

La relación conductor/auto ha evolucionado en cabina, esa interface hoy permite sustituir los botones tradicionales por dispositivos táctiles que favorecen la comodidad.

A la par, la actual tendencia es suprimir los medidores de asistencia por luces de advertencia.

Se trata de un monitoreo digital que dio inicio en la década de los cincuenta con el Citroen DS.

Eso se perfeccionó en los años noventa cuando el conductor giraba la llave y aparecían la advertencia de cambio de aceite u otro elemento a revisar a través de un tablero oscuro.

 

Información a detalle

La evolución de la cabina
La evolución de la cabina

 

En la actualidad, las computadoras de viaje informan al conductor sobre consumo de combustible, velocidad media o temperatura exterior, además de la introducción del GPS.

Si bien cada fabricante emplea su propia versión, las marcas premium utilizan una pequeña pantalla en el centro del tablero como característica común.

¿Recuerdas el revolucionario Mercedes de Jacobo Zabdludovsky donde, a través de un radioteléfono, narró la catástrofe del terremoto de 1985?

Hoy en día, la mayoría de los autos son compatibles con celulares que cuenten con sistemas iOS y Android para escuchar música, ser cargados inalámbricamente o para recibir llamadas.

Aunque NO es un mecanismo debutante, la inteligencia artificial también se añade ahora a los modelos de alta gama como la Clase A de MB.

Esta incorpora varios comandos capaces de identificar nuestras necesidades con sólo darle una orden en la pantalla, al fiel estilo de Google Home.

Ni en sus sueños más extraños, los primeros ingenieros hubieran imaginado la posibilidad de que el conductor le hablara a su coche y éste le contestara…salvo Michael Knight del ‘Auto increíble’.

 

¿Cómo se aprueba el diseño de una cabina?

Al igual que el exterior, los delineadores de habitáculos llevan a cabo un bosquejo donde registran las proporciones, los asientos, las superficies del tablero y la forma del interior.

Posteriormente presentan una serie de dibujos digitales y manuales para que sea aprobado por un comité especial.

La parte final del proceso conlleva un modelo a escala en arcilla.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn