Aston Matin Speedster V12

Con una historia tan imponente e importante, no es ninguna sorpresa que Aston Martin decidiera crear una especificación opcional basada en el DBR1 para su nuevo Speedster V12.

El DBR1 obtuvo el triunfo en las ediciones de 1959 de las 24 horas de Le Mans y los 1.000 km de Nürburgring, competición que también ganó en 1957 y 1958.

A pesar de ser un coche diseñado para la competición automovilística, el DBR1 también fue el precursor de algunos de los vehículos “DB” históricos de serie más conocidos de la marca.

Fabricado como un modelo puro de competición (es decir, sin estar basado directamente en un vehículo de serie), tan solo se produjeron cinco unidades del DBR1.

Cuatro de ellas fueron usadas para tal fin por el equipo de Aston Martin Works, y el vehículo restante fue destinado a uso particular.

 

Speedster V12 de edición especial

Aston Matin Speedster V12
Para coleccionistas.

 

La especificación DBR1 del Aston Martin Speedster V12 incluye elementos personalizados como la pintura Aston Martin Racing Green, la franja y los círculos de color Clubsport White.

A la par añade una rejilla anodizada de color plata satinado con el borde de color Clubsport, cuero Conker en los estribos, tejido técnico Viridian Green y cuero Caithness.

Los exclusivos cascos para el conductor y el acompañante, de color Aston Martin Racing Green, van situados bajo “cúpulas” transparentes.

Asimismo, las insignias de plata maciza de las alas destellan bajo esmalte transparente.

La meticulosa aplicación de fibra de carbono brillante, el cuero Caithness de color verde y los mandos de aluminio cepillado de color plata satinado en el habitáculo abierto del Speedster V12 resaltan aún más el cuidado homenaje.

Esta especificación especial incluye rines diamantados de 21 pulgadas de color negro satinado con bloqueo central.

 

Motor

Aston Matin Speedster V12
Edición especial.

 

El corazón de este nuevo vehículo es una variante de altas prestaciones del famoso motor V12 de 5,2 litros con turbocompresor doble de Aston Martin, capaz de entregar una potencia de unos 700 CV y un par motor de unos 753 N·m.

El motor está acoplado a un cambio automático ZF de ocho velocidades que va montado hacia la parte trasera del vehículo.

Esto se traduce en una aceleración de 0 a 100 km/h del orden de los 3,4 segundos y una velocidad máxima aproximada de 318 km/h, lo que resulta destacable para un vehículo desprovisto de capota y parabrisas.

Se prevé que las primeras entregas comiencen a mediados de este 2021.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn