El alucinante hiperdeportivo de la marca Bugatti, enfocado en las pistas; cuenta con una relación peso-potencia de tan solo 0.67 KG/CV

El fabricante francés de autos de lujo le colocó un motor de 8.0 litros; alcanza una velocidad máxima que sobrepasa los 500 km/h. Además, al Bolide solo le toma 2.17 segundo llegar a los 100 km/h. 

El estudio experimental del Bugatti Bolide es un hiperdeportivo que cuenta con un motor W16; derivado de la producción en serie como tren de potencia combinado con una carrocería mínima para obtener la máxima carga aerodinámica. Por lo tanto, promete ofrecer el máximo rendimiento de Bugatti.

Por lo que Bolide, es el concepto de vehículo más extremo, rápido y ligero de la historia reciente de la compañía; con una increíble relación peso-potencia. Esto es posible gracias a la combinación del motor W16 con 1.850 PS y un peso vehicular de tan solo 1.240 kgs.

También, este Bugatti alcanza unas cifras casi equiparables a las de la Fórmula 1; mientras que su velocidad máxima supera con creces los 500 km/h, sin comprometer la máxima manejabilidad y agilidad.

Por lo que, el hiperdeportivo tarda 3:07.1 minutos en completar una vuelta a Le Mans y 5:23.1 minutos en recorrer el Nordschleife.

Síguenos en Instagram

Diseño

El desafío estilístico fue transformar las inquebrantables demandas de la aerodinámica y la construcción liviana en una estética que refleje el ADN único de Bugatti, pero que al mismo tiempo ilustra la ambición de una impresionante relación peso-potencia.

 La apariencia general está dominada por conductos de aire que recuerdan más a los autos de carreras de Fórmula 1 aerodinámicamente sofisticados que a los autos deportivos clásicos. 

La parte delantera aparentemente filigrana y semiabierta es un ejemplo sorprendente de la combinación de experiencia en conductos de aire, requisitos de construcción ligera y dinámica estética.

Tiene una altura total aerodinámicamente favorable de solo 995 milímetros. El asiento ultradeportivo del conductor permite la forma baja de una aeronave de bajo vuelo.

Por lo tanto, no es sorprendente que la aparición del Bugatti Bolide invoque los llamados aviones X de la historia de la aviación y muestre una clara firma X desde todas las perspectivas.

Recuerda indirectamente al avión a reacción Bell X-1 que pilotó el capitán Charles “Chuck” Yeager en 1947, la primera persona que rompió la barrera del sonido a Mach 1.06.

El Bugatti Bolide “X-periment” tiene la forma de un auto de carreras aerodinámicamente optimizado y sin compromisos, y ofrece un rendimiento ultradeportivo y superlativo, sin ningún tipo de lujo.

Monocasco de Carbono

El equipo de Bugatti desarrolló un monocasco ligero hecho de carbono. La parte delantera integral con bridas también está hecha de fibras de carbono de alta resistencia, al igual que los bajos totalmente aerodinámicos y el propio monocasco.

La resistencia a la tracción de las fibras utilizadas es de 6.750 newtons por milímetro cuadrado, la rigidez de las fibras es de 350.000 newtons por milímetro cuadrado. Estas cifras sólo se alcanzan en la industria aeroespacial.

El bastidor trasero, diseñado como un conjunto de acero soldado, ofrece una resistencia máxima a la tracción de 1.200 newtons por milímetro cuadrado, a pesar de que el grosor de la pared es de sólo 1 milímetro, lo que es posible gracias al uso de acero inoxidable de alta resistencia, que por lo demás sólo se utiliza en la aviación.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn