convertible

Alguna vez, Porsche consideró formas de carrocería alternativas al clásico SUV de cinco puertas…incluyendo una variante convertible.

Poco después del lanzamiento del modelo de primera generación en diciembre de 2002, fueron consideradas tres variantes adicionales:

-Un coupé, una versión alargada 20 centímetros y con una fila de asientos adicional y un descapotable.

 

 

Porsche Cayenne Convertible

 

 

Sorprendentemente, lo que podría haber parecido la opción menos convencional, un convertible basado en el Cayenne de aproximadamente 4,8 metros de largo, no fue descartado de inmediato, sino que fue fabricado.

Hoy en día, todavía hay un solo ejemplo del Cayenne descapotable guardado en el Museo Porsche.

Sin embargo, no es un prototipo de carretera, sino lo que se conoce como modelo de función de paquete, o PFM para abreviar.

Los diseñadores quitaron el techo, pero prescindieron de las medidas de rigidez de la carrocería necesarias para un convertible.

Incapaz de proporcionar una conducción segura y estable, el vehículo es transportado a su destino cuando es necesario.

Nunca fueron planificadas pruebas de manejo, ya que el PFM convertible solo fue construido para evaluar cuatro criterios.

 

 

¿Cómo hubiera sido un Cayenne Convertible?

 

convertible

 

Si el automóvil hubiera llegado a la producción, al final, por supuesto, los expertos habrían decidido un diseño trasero único, y los problemas técnicos sin duda habrían sido resueltos.

Fue concebido un mecanismo de techo blando ahora familiar.

La tapa del maletero del Cayenne PFM tiene bisagras en la parte delantera y trasera, por lo que puede abrirse en ambas direcciones.

El techo debía moverse hacia atrás sobre la barra antivuelco fija y colocarse allí en un pliegue en Z debajo de la tapa del maletero, que se abría en la dirección opuesta.

Ha funcionado de manera similar con el Porsche 911 Targa desde la generación 991.

En el caso del Cayenne Cabriolet, sin embargo, el mecanismo nunca fue diseñado por completo, sino que permaneció únicamente en una simulación por computador.

El techo de tela está ahora en el baúl de la pieza de museo y debe ser colocado a mano si es necesario.

Si bien la idea del coupé de 2002 fue retomada más tarde y fue implementada en 2019 en un exitoso modelo de producción, Porsche no persiguió más la idea del convertible.

Las previsiones sobre la rentabilidada no eran especialmente halagüeñas y quedaban dudas sobre si el auto sería tan atractivo como debería ser un Porsche.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn