1951...

Ante del bicampeonato, el último campeonato del Atlas de Guadalajara databa de 1951, justo cuando México vivía una década de transformación en materia automotriz.

Era un año donde la industria en nuestro país (y en prácticamente el mundo entero), deseaba superar las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial.

Para ello, las compañías automotrices comenzaron a desarrollar tecnologías y diseños innovadores para generar mayores ventas entre los consumidores.

 

La industria automotriz mexicana en 1951

1951-

 

En esos años, nuestro país ya contaba con la presencia de compañías como Ford, General Motors y Automex (que posteriormente se convertiría en Chrysler).

Todas ellas centraron su actividad operacional en el montaje de vehículos destinados al mercado local que anteriormente satisfacía su demanda con importaciones.

Durante esa década, arribaron a México los primeros modelos de Volkswagen con motivo de la exposición “Alemania y su industria”.

Además, se estableció la empresa Vehículos Automotores Mexicanos (VAM), que comercializaba automóviles Rambler, con una planta de ensamble en la CDMX, y otra de motores en el Estado de México.

Varias fueron las razones que movieron a los fabricantes norteamericanos en un inicio y posteriormente a los europeos y asiáticos a trasladar su centro de fabricación a México.

Algunas de las razones eran:

1) Reducción de los costos de producción (los costos de importación para el ensamble eran menores a los pagados por la importación de vehículos).

2) Bajos costos de transporte.

3) Bajos salarios. Principalmente en la mano de obra usada en tareas de montaje.

4) Expectativas de un mercado factible de monopolizar.

 

Llega la consolidación

Antes de 1951, la característica principal en todas las plantas automotrices era que se trabajaba con un nivel de productividad bajo, resultado de mínimas inversiones y falta de infraestructura.

Es hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando el gobierno orienta sus esfuerzos hacia la industrialización del país.

Para 1951, México da un giro en su estructura económica hasta ese entonces dependiente de la agricultura y adquiere un enfoque pleno hacia el desarrollo industrial.

Situación que como se verá posteriormente fortaleció en gran medida al sector automotriz.

Ante ello, a partir de la década de los 50, la industria automotriz mexicana se empieza a desarrollar con el modelo de sustitución de importaciones

No obstante, fue hasta 1962 cuando se emite el primer decreto automotriz, con el cual se inicia bajo bases más firmes el desarrollo automotor en nuestro país.

 

Los coches en los años 50

1951
Bel-Air

 

La década de los cincuenta es considerada como la impulsora de los coches deportivos y de lujo.

El diseño dejaba ver líneas más amplias, además de aletas que le otorgaban un aspecto más Premium.

Las prestaciones eran sustancialmente mejores y existía un ‘boom’ (principalmente en EU) de descapotables.

En ese contexto, existieron dos modelos que representaban ese espíritu de rebeldía al por mayor: el Chevrolet Bel-Air y el Ford Thunderbird.

El Bel-Air definía fielmente lo que fue la década de los 50 y ayudó al crecimiento económico que EU experimentó en aquella época.

Por su parte, el Ford Thunderbird fue una respuesta directa al Corvette, aunque no era precisamente un auto deportivo.

 

1951....

 

Era uno de dos plazas, y tenía un gran motor de potencia V-8, pero Ford veía el Thunderbird como un “auto de lujo personal”.

Este crecimiento permitió la llegada a México de otros modelos de lujo como el Chysler Imperial, además de modelos de Cadillac, Packard y Plymouth.

Por último y no por ello menos importante, 1951 marcó el desarrollo de la Carrera Panamericana en México, la cual (dicho por gente de aquella época) era superior a otras como la Targa Florio de Italia.

Pilotos de la talla de Alberto Ascari, Juan Manuel Fangio y de mexicanos como Moisés Solana y Razo Maciel participaron en ella, lo cual ejemplifica la importancia de esta competencia.

 

 

También te puede interesar:

¿Cuándo surgieron los primeros arrancones de la historia?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn