Conductor engañó con un maniquí año y medio a policía de LA

Se trató de una anécdota, pero que también pone sobre aviso a aquellos que intentan quebrar la ley. Conductor engañó con un maniquí año y medio a policía de LA.

La policía de tránsito de California informó la detención de un conductor debido a que usa incorrectamente el carril de transporte compartido con la ayuda del “maniquí más realista” que los oficiales dijeron haber visto.

También lee: BMW Serie 4 Convertible cautiva a México con su llegada

LOS DETALLES DEL CASO

El oficial de CHP S. Sullinger detuvo una Toyota Tacoma después de que su compañero, Rodrigo Jiménez, sospechara de la unidad mientras buscaba infractores de los  carriles de viaje compartido.

 La ventanilla del pasajero con vidrios entinados ilegalmente llamó la  atención de los oficiales, explicó Jiménez al LA Daily News.

Las fotos publicadas en Facebook por la Patrulla de Caminos de California muestran que el muñeco era notablemente realista.

Llevaba anteojos para leer y una gorra de béisbol de los Indios de Cleveland, incluso tenía arrugas y una máscara.

El oficial Sullinger dijo que no se dieron cuenta de que el muñeco era falso hasta que el conductor bajó la ventanilla.

Fue entonces que notaron que el “copiloto” no hablaba, según el oficial Jiménez.

Síguenos en Facebook

UN ENGAÑO PROLONGADO

“El conductor ya no pudo tampoco decir mucho”, dijo el oficial.

“Después aceptó que había estado conduciendo con el maniquí y se había salido con la suya durante un año y medio”.

Tanto Jiménez como el oficial Sullinger asegurarón que era el maniquí más realista que jamás hubieran visto, pero no el primero.

Según los policías, los conductores usan muñecos o incluso con paquetes envueltos en mantas en el asiento de bebé con tal de poder usar el carril de transporte compartido.

“Pensé que los había visto a todos, pero ya vi que no”, dijo Jiménez.

El conductor fue citado y enfrenta al menos 400 dólares en multas luego de la detención ocurrida el 19 de febrero cerca de Glendora, California.

Sin embargo, el muñeco no fue confiscado, por lo que todos los involucrados en la historia “llegaron a casa sanos y salvos”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn