Tips para rebasar correctamente

Consejos para rebasar correctamente

El adelantamiento constituye una de las maniobras más arriesgadas de entre las que se efectúan durante la conducción. Es por eso que te presentamos consejos para rebasar correctamente.

EVITA HACERLO POR LA DERECHA

En una situación normal, el rebase se lleva a cabo saliendo a la izquierda, lo que significa tomar el carril de alta velocidad.

Excepcionalmente se realiza esta maniobra por la derecha, sobre todo si el carro de enfrente anuncia que recorrerá de izquierda a derecha o parar en ese lado.

En vías urbanas con al menos dos carriles en el mismo sentido se puede adelantar por la derecha, pero siempre extremando las precauciones.

Lee: Recomendaciones para manejar en las glorietas

Tips para rebasar correctamente

ANTES DE REBASAR

Si tenemos que desplazarnos lateralmente para adelantar, debemos señalizarlo por medio de las direccionales y comprobar que existe espacio libre suficiente para completar la maniobra.

Si no se dan todas estas circunstancias debemos esperar para iniciar el adelantamiento.

Nunca adelantaremos a varios vehículos sin la absoluta certeza de que, si se presentase otro vehículo en sentido contrario, podríamos desviarnos hacia el lado derecho sin poner en peligro a los vehículos adelantados.

Está prohibido adelantar a vehículos que ya están adelantando a otro si.

Debemos cerciorarnos de que ningún vehículo que nos siga por nuestro carril ha iniciado una maniobra de rebase sobre nosotros.

Síguenos en Facebook

DURANTE EL REBASE

Durante el adelantamiento debemos circular a una velocidad claramente superior a la del vehículo que pretendemos adelantar, dejando una separación lateral suficiente para superarlo con seguridad.

Si después de iniciar el adelantamiento observamos que podría ser difícil su conclusión sin riesgos, reduciremos la velocidad para regresar a nuestro carril rápidamente.

Tras la ejecución del rebase retornaremos a nuestro carril de modo gradual.

SI NOS REBASAN

En primer lugar deberemos ceñirnos al borde derecho de la calzada, salvo que pretendamos cambiar de dirección a la izquierda o parar en ese mismo lado.

Si nos rebasan nunca debemos aumentar la velocidad o efectuar maniobras que impidan o dificulten el adelantamiento, puesto que estaríamos creando, gratuitamente, una situación de riesgo totalmente evitable.

Debemos disminuir nuestra velocidad cuando han comenzado a rebasarnos  y se produce alguna situación que pudiera entrañar peligro para nosotros.

No obstante, si el conductor que nos adelanta desiste de la maniobra y reduce su velocidad, no estaremos obligados a disminuir la nuestra.

Síguenos en Instagram

LO QUE QUEDA PROHIBIDO

Cuando la visibilidad no es suficiente para adelantar o desistir de la maniobra sin peligro después de haberla iniciado, está prohibido adelantar.

El rebase detrás de un vehículo que realiza la misma maniobra está prohibido si las dimensiones del que marcha en primer lugar impiden la visibilidad de la parte delantera de la vía al conductor del vehículo que le sigue.

Tampoco queda prohibido adelantar en un paso para peatones señalizado si la velocidad es suficientemente reducida.

No se permite rebasar en los túneles, pasos inferiores y tramos de vía afectados por la señal “Túnel” cuando sólo se dispone de un carril para el sentido de circulación del vehículo que pretende adelantar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn