Existen cámaras de velocidad para monitorear el interior de los coches en busca de conductores que hablan por teléfono.

 

 

 

Los automovilistas que utilizan teléfonos móviles se enfrentan a la vigilancia de radares de tráfico con inteligencia artificial (IA) tipo Big Brother. Una investigación del Departamento de Transporte en el Reino Unido advierte que hasta 400.000 de los 50 millones de conductores británicos todavía utilizan ilegalmente dispositivos portátiles mientras están al volante.

radares IA automovilistas

Por ello, los jefes de transporte implementarán cámaras en las carreteras en todo el Reino Unido.  La nueva tecnología de espionaje permitirá a los policías tomar medidas drásticas contra los conductores peligrosos que se distraen con sus teléfonos y, al mismo tiempo, atrapar a los conductores que manejan exceso de velocidad.

 

 

Autoridades usan radares con IA para vigilar a automovilistas dentro de sus coches

De acuerdo con Daily Mail, 11 fuerzas policiales han desplegado cámaras de inteligencia artificial en las carreteras, fabricadas por la empresa tecnológica australiana Acusensus, que capturan imágenes de alta calidad de los vehículos a medida que pasan. Las cámaras de alta tecnología toman dos imágenes de un conductor: una en un ángulo poco profundo para ver si tiene un teléfono en la oreja y otra en un ángulo pronunciado para ver si hay un dispositivo en su regazo.

Luego, el nuevo software de inteligencia artificial [IA] analiza las imágenes y señala si un conductor está usando un teléfono móvil o no lleva puesto el cinturón de seguridad, y luego envía “paquetes de infracción” a la policía, que puede procesar al conductor. Las fuerzas policiales que participan en una prueba de las cámaras con National Highways incluyen la policía de Durham, Greater Manchester, Thames Valley, Sussex y Warwickshire.

radares IA automovilistas

Para contrarrestar las preocupaciones sobre la privacidad, la policía dice que las imágenes se anonimizan para eliminar características de identificación como la matrícula, los pasajeros o la marca del vehículo. Las imágenes sólo se relacionan con los datos de registro si el conductor es procesado.

Sin embargo, los grupos de privacidad dijeron que esto no era lo suficientemente bueno. Jake Hurfurt, jefe de investigaciones del grupo de campañas de privacidad Big Brother Watch, dijo al Daily Telegraph: “Los análisis de vídeo no probados basados ​​en inteligencia artificial no deberían usarse para monitorear y potencialmente criminalizar a los conductores”.

Las cámaras Acusensus se instalaron permanentemente en las carreteras de Queensland, Australia, en julio de 2021.

 

 

Te puede interesar:

Video: Reconstruyen la voz de Ayrton Senna con Inteligencia Artificial

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn