¡Construyen autos miniatura para circular en las calles!

El amor por los bólidos puede generar la creatividad más singular. En este caso se trata de que ¡construyen autos miniatura para circular en las calles!

En Maricopa, Arizona, un hombre llamado Ernie Adams ha construido tantos automóviles en miniatura que tiene todo un museo para ellos.

 Llamados “coches enanos” por Adams, son réplicas legales para circular en la calle.

Son completamente funcionales de sus homólogos de tamaño completo, y todos están  fabricados a mano.

También lee: BMW presenta las opciones de colores para los M3 y M4 de 2021

UNA CONSTRUCCIÓN ESPECIAL

El primer automóvil enano de Adams se inspiró en un sedán Chevrolet de dos puertas de 1928.

Creado a partir de las piezas de nueve refrigeradores, se construyó en 1965.

Desde entonces ha construido bastantes bólidos enanos, y el último fue un modelo 1949.

A diferencia del Chevrolet, este no está hecho de refrigeradores, pero eso no lo hace menos impresionante.

Todo, desde la carrocería, el chasis y la suspensión, hasta el interior, está hecho a mano desde cero.

Cuenta con un mejor ajuste y acabado en comparación con algunos autos fabricados en la actualidad.

Incluso tiene un calentador y un descongelador que funcionan.

Las únicas cosas importantes que se tomaron de un vehículo existente fueron el motor y la transmisión, que se obtuvieron de un Toyota Starlet de 1982.

A pesar de no ser original, esa combinación de transmisión funcionó bastante favorablemente.

No solo los componentes ya eran una combinación perfecta entre sí, sino que el motor de  mil 290 cc viene con la confiabilidad de Toyota.

Esa transmisión permite que el automóvil alcance una velocidad máxima de 100 mph (161 km / h).

Síguenos en Facebook

¡Construyen autos miniatura para circular en las calles!

NO ESTÁN A LA VENTA

Sin embargo, si estuviera se busca obtener alguno de estos autos enanos, no tendría suerte, ya que Adams ha dejado en claro que nunca planea venderlos.

De hecho, mencionó que alguien le ofreció una vez 450 mil dólares por el Mercury de 1949 y él se negó.

 

Dicho esto, estas creaciones en miniatura se pueden admirar en todo su esplendor sin comprarlos.

Además, todavía tiene un proyecto más en proceso, un Oldsmobile Pie Wagon de 1904.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn