El psicodélico Rolls Royce de John Lennon

El psicodélico Rolls Royce de John Lennon

Formó parte de una de las más bandas más grandes del rock en el siglo XX. Su personalidad siempre fue controvertida y su asesinato lo convirtió en leyenda; así, ahora te contamos sobre el psicodélico Rolls Royce de John Lennon.

Con motivo de los 80 años del natalicio del exintegrante de The Beatles, te contamos acerca de su más famoso automóvil.

También lee: Nissan y Autoluchas: ¡emoción pura!

Rolls-Royce Phantom V

EL OBJETO DEL DESEO

Así como muchas de las celebridades que usualmente usan su riqueza y fortuna para comprar autos lujosos, rápidos y costosos, John Lennon lo hizo.

Se sabe que adquirió un Rolls-Royce Phantom V, que compró en 1966.

Solo se produjeron 517 unidades de este modelo y, como muchos aspectos de la vida de Lennon, el automóvil se fabricó con un diseño extravagante y personalizado.

El coche tenía vestiduras de piel negra, un gabinete para cócteles de madera fina, lámparas de lectura y un escritorio en el interior.

Revolucionario para su época, el automóvil también presentaba vidrios polarizados y televisión portátil.

Incluso Lennon gastó más para hacer la transición del asiento trasero a una cama doble y agregó un tocadiscos.

Fue por esto que solicitó una suspensión especial la cual evitara que la aguja saltara mientras el carro estaba está en movimiento.

John pagó 11 mil libras esterlinas por él en ese entonces, equivalentes a poco más de tres cientos mil pesos de la actualidad.

Síguenos en Facebook

El carro de John Lennon

UN COCHE CON FAMA PROPIA

Lennon autorizó el que se usara su coche  durante el rodaje de la película How I Won de War,  de Richard Lester.

Poco tiempo después, Lennon decidió que su amado Rolls-Royce necesitaría un nuevo trabajo de pintura.

Fue entonces que comisionó a los propietarios de autoboutiques privados J.P. Fallon Ltd para tal labor.

El aclamado artista Steve Weaver lo pintó el carro con vibrantes naranjas, rojos y azules.

Los paneles laterales estaban decorados con diseños florales.

Se dice que Lennon pidió un carro que reflejara su postura crítica contra los políticos.

Años más tarde, Lennon se desprendió del Rolls-Royce Phantom V y llamó la atención al ser subastado.

Al haber sido propiedad de Lennon y personalizado por él, se daba por hecho que el precio se elevaría.

Y así fue: en su momento, el carro fue subastado en una cifra récord entre las celebridades.

La oferta ganadora fue de dos millones 229 mil dólares (poco más de 47 millones de pesos), según informó HotCars.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn