Mucho ha cambiado la industria automotriz a través del tiempo (incluyendo la electromovilidad).

Recordemos que, en sus inicios, la principal motivación era recorrer largas distancias en el menor tiempo posible.

Sin embargo, aquellos días han quedado atrás.

Los tiempos se han transformado y las prioridades también.

El planeta exige que la transición hacia la electromovilidad se convierta en una necesidad más que en una opción.

En concordancia con lo anterior, Faurecia, como parte del Grupo FORVIA, promueve la implementación del hidrógeno como una alternativa complementaria a los vehículos eléctricos de batería.

Esto tiene ventajas para el medio ambiente, ya que no genera gases de efecto invernadero como otros combustibles.

 

 

Electromovilidad

 

electromovilidad

 

Faurecia está convencida de que las empresas deben tener un impacto positivo en la sociedad dado que los problemas ambientales plantean un desafío cada vez mayor para la humanidad, invirtiendo hoy para asegurar un mundo sostenible para las generaciones futuras, impulsado por la movilidad sin emisiones.

A su vez, FORVIA es la primera empresa automotriz con objetivo neto cero, aprobado por la Iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi).

Juntos, Faurecia y HELLA alcanzarán las emisiones netas cero para 2045, un objetivo que corresponde al estándar más ambicioso de SBTi.

Hasta el momento, solo veinte empresas en todo el mundo han visto aprobados sus compromisos netos cero.

Por otro lado, a través de las innovaciones de la cabina del futuro, Faurecia ofrece una experiencia personalizada de movilidad.

Sus principios recaen sobre la adaptabilidad y la predicción, dos claves para el porvenir de los vehículos eléctricos.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn