Messi (autos)

Si lo pensamos bien, el futbol y los coches no son tan diferentes como creeemos.

Detrás de las dos industrias (futbolistas y bólidos) hay un arduo esfuerzo físico, mental y económico para transformar a sus mejores protagonistas como Pelé, Maradona o Messi en auténticas ‘máquinas’ de velocidad y ventas para el regocijo de los más puristas.

Es por eso que, por características y estilo de juego, nos dimos a la tarea de identificar qué autos serían los futbolistas más importantes en la historia del balompié si fueran máquinas en cuatro ruedas ¡Disfrútalo!

 

Pelé (Ferrari 250 GTO)

Pele (autos)

Ferrari 250 GTO

Al igual que el Rey Pelé, el Ferrari 250 GTO es considerado por muchos como el mejor auto de la historia.

Fabricado entre 1962 y 1964 (curiosamente los años de mayor apogeo del Rey Pelé), su espectacular V12 y 300 caballos eran un deleite en el campo (digo la calle).

Esa mecánica le permitió ganar a Ferrari el Campeonato Mundial de Automóviles Deportivos tres veces consecutivas en la categoría de Gran Turismo, los mismos tres títulos mundiales que ganó Pelé con la selección brasileña.

 

 

Diego Maradona (Porsche 911)

Maradona (autos)

911

Amado y odiado, pero nunca ignorado.

Al igual que el ex jugador de Boca Juniors y el Nápoles, el Porsche 911 vino a romper paradigmas desde su nacimiento en los años sesenta y lo sigue haciendo hasta nuestros tiempos.

Jamás perdió su esencia, pasaron los años y es uno de los mejores deportivos de todos los tiempos.

Ágil y veloz (sus primeras versiones alcanzaban los 210 kilómetros por hora), Ferdinand Porsche le sacó el mayor de sus jugos al 911, el mismo poder que le exprimió Salvador Bilardo a Diego Armando Maradona con la selección argentina en el Mundial de México 1986.

 

Johan Cruyff (Lamborghini Miura)

Cruyff (autos)

Miura

Existen un antes y un después en la historia del futbol cuando se piensa en Johan Cruyff. Uno de los futbolistas adelantados a su época que revolucionó el deporte con su naranja mecánica.

El Lamborghini Miura es el vivo ejemplo de ello, considerado el primer súper auto jamás construido, fue un adelantado al montar por primera vez el motor en el medio transversalmente buscando una mejor distribución del peso y un mayor dinamismo en la conducción.

Si algo tenía el ex jugador del Ajax y del Barcelona era ser dinámico en su juego y una distribución en la cancha como ninguno.

¿Coincidencia? No lo creo.

Franz Beckenbauer (Mercedes-Benz Clase S W126)

Beckenbauer (autos)

Clase s

El poeta del fútbol maravillaba a todos con su imponte seguridad para detener a cualquier adversario que se le ponía enfrente.

Un auténtico DT que era uno de los futbolistas.

El Káiser sería igual a su paisano el Mercedes-Benz Clase S (código W126), quien se convirtió en 1981 en el primer auto que incluyó airbag de serie, el auto más seguro del planeta.

Ya para 1984 el mecanismo se incluyó como opción para toda la gama y, el resto, es historia.

Lionel Messi (Porsche Taycan), para muchos uno de los mejores futbolistas de la historia (junto con estos autos)

Messi (autos)

Taycan

Silencioso y un portento de talento, para muchos el Porsche Taycan es el mejor auto en la actualidad ¿acaso esto te remite al que, para una gran mayoría, es el mejor futbolista del mundo?

El Porsche Taycan quizás no le guste a los más puristas, pero no por eso dejan de reconocer que su sistema activo de estabilización del balanceo, su avanzado control de frenos y su extraordinario dinamismo no lo tiene nadie.

Dinámico, con cambio de ritmo, rápido y ágil, el ex jugador del Barcelona y del PSG y hoy con el Inter Miami de David Beckham, llena las características del Taycan mejor desarrollado.

Larga vida al campeón del mundo en Qatar 2022.

CR7 (Bugatti Veyron)

CR7 (autos)

Veyron

Quizás el auto más famoso del planeta en los últimos años, mismo caso para el mejor de los futbolistas portugueses de la historia, Cristiano Ronaldo.

El Veyron podía acelerar de 0 a 100 km/h en 2.5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 408 kilómetros por hora, que lo hacía el más rápido de su época y un parteaguas para la industria.

Quizás el Bicho es una mezcla del Veyron con el Chiron, autos potentes, rápidos, con un físico espectacular y que les encanta que las miradas estén sobre ellos en todo momento.

Zinedine Zidane (Mercedes-Benz 300SL)

Zidane (autos)

300 SL

Elegante, sofisticado y de clase mundial, así podríamos definir tanto a Zizou como al Mercedes Alas de gaviota.

Tomando como base el W194 para competencias, el 300SL ‘Gullwing’ de calle era más refinado con un propulsor de 6 cilindros, 3 litros, 215 caballos y una velocidad tope de 263 km/h.

Esta versión sólo se fabricó durante 3 años (1954 a 1957) y, al igual que el francés Zidane, jamás existirá alguien como él; un portento de lujo y elegancia.

Ronaldo Nazario (Ford Mustang Shelby GT500)

Ronaldo (autos)

Shelby

Potente, rápido y el cual nadie lo podía parar, así era Ronaldo El fenómeno, lo que le permitió ganar 2 copas del mundo para la selección de Brasil.

Sus características ajustan perfecto con el pony-car por excelencia, el cual fue ideado para robarle protagonismo a los modelos europeos que dominan la escena mundial (al igual que Ronaldo que venció a Alemania en 2002).

Si somos específicos, el ex jugador del Real Madrid, Milán y Corinthians sería el Shelby GT500 de última entrega con un corazón V8 supercargado de 5.2 litros con 700 caballos de fuerza.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn