Elon Musk les pide a empleados de Tesla abaratar costos

El escándalo ha comenzado a escalar, por lo que fue necesaria la declaración: Elon Musk niega que Tesla utilice sus autos para espiar a China.

El multimillonario empresario y director ejecutivo del fabricante de autos eléctricos estadounidense no ha tardado en reaccionar a los rumores de que el ejército chino había prohibido la entrada de los coches Tesla en sus instalaciones.

Esto después de haber expresado previamente su preocupación por las cámaras instaladas en los vehículos.

“Hay un incentivo muy fuerte para que nosotros manejemos de la forma más confidencial posible cualquier información que obtengamos”, dijo Musk.

“Si Tesla utiliza los coches para espiar en China o en cualquier otro lugar, simplemente nos cerrarían”, agregó el millonario.

También lee: Nissan PRO-4X: el nuevo grado inquebrantable de Frontier

Tesla presenta controvertido diseño de volante

LAS VERSIONES Y EL ESCÁNDALO

Según los rumores, China giro instrucciones a sus funcionarios para que no usasen vehículos Tesla por miedo a que usaran sus cámaras externas para recopilar datos y mandarlos a Estados Unidos.

Musk no ha dejado de acudir a China para impulsar el negocio de su empresa de autos eléctricos, Tesla, y otras aventuras empresariales.

En 2019, hizo una aparición con Jack Ma, el célebre fundador de la plataforma de comercio electrónica Alibaba.

Ahí  discutieron desafíos tecnológicos como la conquista de Marte o las posibilidades de la inteligencia artificial.

Musk conquistó las redes sociales en un evento de celebración de la producción de coches Model 3 hechos en China: se quitó la chaqueta mientras bailaba.

Síguenos en Facebook

CON UN TRATO ESPECIAL

Elon, muy combativo con las autoridades estadounidenses, ha sido amable con las chinas.

Por ejemplo, Tesla emitió un comunicado ofreciendo disculpas después de que se filtrara un video en el que un empleado de la compañía responsabilizaba a la empresa eléctrica del mal funcionamiento de uno de sus vehículos.

Sus esfuerzos han tenido recompensa.

En 2018, Tesla se convirtió en la primera empresa de automoción extranjera en operar una planta en China –cerca de Shanghai– de su propiedad completa.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn