Gremlin

Fue el auto familiar por añadidura en los setenta y ochenta, sí hablamos del VAM Gremlin, el cual es historia pura.

El vehículo, similar al de Estados Unidos, presumía un motor de 3.8 litros de 6 cilindros con 100 caballos de potencia.

Había transmisión manual de 3 cambios y una opción automática de tracción trasera.

Basado en la plataforma del AMC Hornet, el Gremlin peleaba palmo a palmo contra el Chevy Nova y el Ford Pinto.

¿Qué mejor que recordarlo que con este comercial en los ochenta?

 

 

La historia de VAM Gremlin en México

El 2 de mayo de 1960 se anunció un acuerdo con American Motors Corporation (AMC), de Detroit, Mich.

A través de él, WM se convierte en ensamblador y distribuidor exclusivo para los automóviles RAMBLER.

En febrero de 1963, WM se transforma en Vehículos Automotores Mexicanos (VAM).

Se trataba de una empresa multinacional con capital mixto: 60% propiedad de SOMEX (ahora controlada por el gobierno, pero aún con parte del capital privado).

El resto 40%, era repartido entre AMC y KJC (Kaiser-Jeep Corp., que fue el resultado de la adquisición de Willys por parte de Kaiser en 1954).

A mediados a los ochenta, Renault adquiere el control de American Motors.

De acuerdo con el Club Ramber México, finalmente se alcanza un acuerdo en la primavera de 1983 y VAM, ahora propiedad francesa, reinicia producción ofreciendo una línea recortada de Ramblers.

Básicamente era para cumplir compromisos con proveedores y recuperar inventarios.

En total se produjeron solamente 1411 unidades entre American básicos, Gremlin austeros y Rallys, cuyas últimas unidades encuentran cliente en febrero de 1984.

De esta manera, se cerró la “Era Rambler” en Willys Mexicana / Vehículos Automotores Mexicanos después de 23 años y 272,366 unidades producidas.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn