Mustang GTD

Cuando el primer Mustang GTD tome las 73 curvas de Nürburgring, su objetivo será alcanzar un tiempo inferior a 7 minutos.

 

 

La pregunta es ¿cómo conseguirá el Mustang GTD hacer esto? ¿Acaso usará algo similar a Camaro o Challenger en calle? No, para nada.

La respuesta es fácil (bueno, no tan fácil), lo hará gracias a una tecnología aerodinámica activa nunca antes utilizada en un automóvil Ford legal para la calle e ilegal en los autos de carreras de clase GT3.

 

 

Este es el secreto del Mustang GTD para ir más rápido

Mustang GTD

 

El corazón del rendimiento aerodinámico del Mustang GTD es su sistema de reducción de resistencia.

Este utiliza un sistema hidráulico que puede cambiar el ángulo del alerón trasero y activar aletas debajo de la parte delantera del automóvil.

Esto, para encontrar exactamente el equilibrio adecuado entre el flujo de aire para la velocidad y la carga aerodinámica para el agarre dependiendo de las condiciones de desempeño.

“Cada superficie, abertura de la carrocería y ventilación sobre y debajo de la carrocería del Mustang GTD es funcional”.

Así lo dijo Greg Goodall, ingeniero jefe del programa del Mustang GTD.

“Una parte del aire se dirige a la refrigeración, otra a la aerodinámica y la carga aerodinámica. Todo ello para ayudar a GTD a ir más rápido o mantenerse en el pavimento sin importar las condiciones”.

 

 

Así funciona la tecnología

 

Cuando el Mustang GTD aborda curvas cerradas y el agarre se vuelve más importante que la velocidad.

El DRS cierra el elemento principal del ala y el flap para crear un perfil aerodinámico integrado para generar carga aerodinámica adicional en la parte trasera del vehículo.

Esto ayuda al GTD a ir más rápido en las curvas sin perder agarre.

“Gestionamos activamente dónde está el centro de presión de aire en el vehículo, para que la parte delantera y trasera puedan permanecer equilibradas”, dijo Goodall.

“La capacidad de hacer esto no está permitida en las carreras, donde las reglas no permiten gestionar activamente el flujo de aire”.

En condiciones normales de conducción en la calle, la carrocería permite eliminar elementos cotidianos.

Cuando se requiere el máximo rendimiento en pista, la suspensión del Mustang GTD puede bajar la carrocería 40 mm.

Esto ayuda a a mejorar aún más el flujo de aire sobre y alrededor de la carrocería.

“A nuestros conductores de Le Mans les encantaría tener la tecnología” señaló.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn