chips

La escasez global de semiconductores y/o chips está afectando duramente a los trabajadores automotrices de México.

Los empleadores recortan la producción, reducen el trabajo por turnos y eliminan empleos debido a fallas en la cadena de suministro.

De acuerdo con la agencia Reuters, esto se acentúa más en el estado de Aguascalientes, en el centro de México, y su capital homónima, uno de los principales centros automotrices del país.

Ahí, la crisis de chips ha obligado a cierres continuos en empleadores grandes y pequeños.

 

Crisis por chips pega más en plantas de Aguascalientes

chips

Los cierres temporales se han traducido en salarios perdidos para decenas de miles de trabajadores aquí y en todo México debido a licencias y despidos, reporta Reuters.

Las multinacionales afectadas incluyen a Nissan Motor Co. Ltd (7201.T), el segundo mayor productor de vehículos del país.

La firma japonesa opera una instalación de propulsión y una planta de ensamblaje en Aguascalientes que produce sus vehículos March, Versa, Kicks y Sentra.

La compañía ha visto al menos cinco cierres en sus instalaciones mexicanas este año debido a problemas de chips

La última se produjo a principios de este mes, dijo la compañía, con paros de producción que van de cinco a siete días en sus plantas de Aguascalientes

Además se dio el cierre de ocho días en su fábrica de CIVAC en el estado de Morelos, que fabrica el sedán Versa V-Drive y dos camionetas: el NP300 y el Frontier.

La escasez de chips también ha afectado a una planta de ensamblaje de Aguascalientes que opera en conjunto entre Daimler AG (DAIGn.DE) y Renault-Nissan.

La llamada planta COMPAS, que produce el SUV Mercedes-Benz GLB, ha experimentado “reducciones de turno o interrupciones en la producción”, finalizó Reuters.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn