Smart

¿Te imaginas restaurar un Smart para rendirle homenaje al gran Ayrton Senna? Esta es la historia de Gianluca Giacobbe, un italiano fan del piloto brasileño.

Todo empezó un día cuando que, junto a su padre, fue a ver una carrera de Gran Turismo en Vallelunga.

 

 

Admirando las franjas de esos autos que competían, se le ocurrió lo fascinante que era poder reproducir las mismas en autos, y que  podría correr por las calles de la ciudad.

“Siempre tuve esta idea, de hecho, en 2012 cuando visité un show de Mclaren en Milán, donde se exhibía uno de los monoplazas de Senna, tomé varias fotos de los detalles del auto, guardándola para el proyecto que haría luego realizar”.

En su mente imaginaba cómo una reproducción del auto de F1 de Ayrton Senna podría adaptarse a un modelo de carretera.

Inmediatamente penso que la máquina a utilizar podría ser una inteligente, pequeña y funcional que se adaptara bien a la idea que tenía en mente.

Esto lo impulsó a imaginar un automóvil ordinario como si fuera un gran automóvil de carreras conducido para emocionar y acercar al conductor a esas sensaciones que solo un profesional puede describir.

“Compré un Smart 451 eligiendo un modelo descapotable que de alguna manera pudiera respetar esas características estéticas de un monoplaza de F1”

 

 

A partir de aquí comenzó la aventura entre su Smart y Senna

Luego de dos meses de trabajo, con gráficos terminados, motor ensamblado y auto reconstruido, comenzó a apreciar la belleza de este proyecto, tanto que se convenció de continuar con su personalización.

“No podía detenerme solo en los gráficos externos, mi objetivo era hacer una copia casi idéntica del Mclaren Mp4 / 4 con el que Senna ganó su primer campeonato mundial en 1988”.

Pasó al diseño interior, prestando atención a los detalles más pequeños tanto del tablero como del volante, reproduciendo los botones de radio idénticos a los del Mclaren.

 

 

Luego pasó a la palanca de cambios reproduciendo ese acero plateado tan único y tan cautivador que solo los monoplazas pueden tener.

Luego continúo con los asientos de carreras autografiados con el logo de Senna cuidadosamente bordado.

A la par, el Smart recibió un Intercooler de Range Rover 2.4 TurboDiésel de los años, 90´s, múltiple de escape más grande, y recibió recalibración electrónica del motor y la transmisión.

El Smart tiene una potencia de 180 Hp y una velocidad máxima de 200 km/h.

¡Vaya amor por Ayrton!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn