Lamborghini Aventador SVJ

Este 28 de abril se cumplen 106 años del nacimiento de Ferruccio Lamborghini.

 

Fue en 1963 cuando Ferruccio  fundó la famosa compañía de superdeportivos, aunque sus raíces se remontan varios años atrás.

A diferencia de la mayoría de las marcas automotrices que nacieron sin mucho presupuesto, este visionario sabía perfectamente hacia donde quería ir como resultado de su experiencia en otras empresas.

Después del fin de la Segunda Guerra Mundial, Ferruccio estableció su propia fábrica de tractores, creando un importante punto de referencia en esta industria.

Otros negocios siguieron y él acumuló su fortuna antes de sus 50 años de vida.

Al momento de fundar Lamborghini, ya era un hombre poderoso con un claro objetivo: crear un superdeportivo para competir con Ferrari.

 

¿Por qué tenía ese deseo?

Ferruccio_lamborghini
Ferruccio Lamborghini

 

Años atrás, el creador de la marca italiana había tenido un auto del ‘Cavalino Rampante’, el cual le había causado muchos problemas.

Harto de llevarlo reiteradas veces al taller, llamó a Enzo Ferrari para reclamarle y éste le dirigió una de las frases más recordadas de las que se tenga memoria:

“Yo construyo deportivos, tú construyes tractores, limítate a ellos”.

Años después, Ferruccio compró un enorme terreno en Sant’Agata Bolognese a unos 25 kilómetros de Bolonia.

Basándose en su amplia experiencia, creó un área sumamente funcional que en ese momento no tenía rival. La guerra con Ferrari estaba declarada.

Su primer modelo fue el 350 GTV con su espectacular motor V12 delineado por un ex elemento de Ferrari, Giotto Bizzarrini. A este vehículo le siguieron el 350 GT y el 400 GT de edición limitada.

No obstante, la aparición del mítico Miura supuso un antes y un después para la firma italiana.

El apelativo hacía referencia a la legendaria ganadería sevillana de Miura, considerada una auténtica leyenda taurina en España.

El raciocinio para formar una analogía entre sus modelos y los toros no es tan difícil de comprender.

Ferruccio nació bajo el signo de Tauro y como ferviente aficionado a la tauromaquia ya había usado ese símbolo como logotipo para todas sus actividades industriales.

Trasciende que, un año antes de establecer la compañía, acudió a un famoso rancho donde se criaban toros de lidia españoles y quedó maravillado con lo que sus ojos percibieron.

Esto también lo habría motivado a relacionar a sus modelos con la tauromaquia.

 

Lamborghini Miura, el elegido

Miura
Miura

 

Lo complicado de suponer para el creador de Lamborghini fue el impacto inmediato que tuvo el nombre Miura a nivel mundial y el cual marcó la pauta para los modelos subsiguientes.

El nombre era perfecto; los ‘Miura’ eran los toros más vigorosos, feroces e inteligentes, su mirada representaba la de un genuino luchador capaz de intimidar al más valiente.

En sus libros, los toreros lo definían como un poderoso y astuto guerrero.

La corta extensión del nombre sería fácil de recordar entre sus fanáticos.

Si a esto le añadimos la parte técnica con un chasis que le permitió robar miradas en el Salón de Ginebra de 1966, estábamos ante un vehículo que le dio a la compañía un prestigio inusitado.

Su creador se dio cuenta que debía elegir a los toros más agresivos de la historia para nombrar a sus próximos autos.

Meses después nació el sucesor del 400 GT, el Islero GT, una bestia de 300 caballos de fuerza cuyo nombre hacía referencia al toro de la ganadería Miura que corneó y mató al famoso torero español Manolete en 1947.

A partir de ese momento, los astados formaron parte de los modelos de la marca.

 

Lamborghini y sus toros

Huracan
Huracan EVO

 

El poderoso Huracán debe su apelativo a un violento toro de conde de Patilla que lidió su matador Frascuelo en la plaza de Alicante en 1879.

Previamente el animal hirió a siete caballos y mandó al hospital al picador Curro Calderón, además de herir de muerte a un empleado de la plaza.

¿Recuerdas al famoso Diablo que apareció en la película ‘Al Diablo con el Diablo’ y que funge como transporte de la bellísima Elizabeth Hurley?

Este vehículo refiere al toro del duque de Veragua, el cual se enfrentó en una portentosa batalla al matador andaluz José Lara Jiménez “Chicorro”.

Fabricado durante la década de los 2000, el Murciélago debe su nombre a un toro de lidia que adquirió Antonio Miura.

Según el sitio especializado tauroweb, el animal fue indultado el 5 de octubre de 1879 por solicitud del diestro Rafael Molina Lagartijo.

Todo esto, luego de que el astado fuera impactado por 24 varas de los picadores sin que ello le disminuyera la fuerza.

Por último, el Gallardo se relaciona con una reconocida ganadería andaluza propiedad de Francisco Gallardo y sus hermanos ganaderos del Puerto de Santa María durante el siglo XVIII.

Sus toros se caracterizaban por mantener su fuerza e ímpetu durante toda la lidia, detalles muy similares al vehículo de cuatro ruedas que hoy conocemos.

Jarama, Urraco y Espada son otros tres bólidos que también tuvieron correspondencia con la tauromaquia.

Si bien existen otros vehículos Lamborghini que no hacen referencia a los astados, la gran mayoría hacen alusión a esta actividad como un sello particular que ha acompañado a la marca durante toda su historia.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn