GT-R

No es broma. Un Nissan GT-R acabó en el mar de una playa de Filipinas.

Según indica Motor1, el conductor del GT-R asistía a un evento de carreras de resistencia en Cebú, una de las principales islas de Filipinas.

Aparentemente, el conductor dejó el automóvil en punto muerto y el freno de estacionamiento se soltó después de detener el coupé.

Desafortunadamente, el lugar de estacionamiento estaba situado en una pendiente dirigida hacia el mar.

 

Nissan GT-R nadador

GT-R

 

Sin ninguna barrera, el GT-R rodó hacia el agua de mar y permaneció a flote por un corto tiempo antes de hundirse finalmente.

Los transeúntes se apresuraron a ayudar e intentaron llevar el auto deportivo japonés a la orilla.

Afortunadamente, no había pasajeros y nadie resultó herido durante el incidente.

No podemos decir si el auto sobrevivirá estando completamente sumergido en agua, más aún en un ambiente extremadamente corrosivo.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn