viernes 13 autos

Estos coches sí que dan miedo y máximo en esta noche de brujas.

 

Dicen que cuando cae un viernes 13 o es Halloween el miedo recae (o al menos eso dicen algunos) y los autos no son la excepción.

Se acerca el Halloween, pero el miedo al viernes 13 se remonta varios siglos atrás y se presume que su origen recae en el Código de Hammurabi.

Es decir, están fuera de cualquiera de los autos malditos que te decimos en esta nota.

De acuerdo con investigaciones, alguna vez se omitió una ley 13 de sus códigos legales escritos, lo cual creó un dejo de superstición a su alrededor.

Precisamente quisimos recordar 5 vehículos que esconden una historia de muerte, tragedia y ‘mala suerte’ para quienes alguna vez lo condujeron, y los cuales aterrorizaron a toda una generación.

Disfrútalos (bueno, no tanto).

 

 

Top5 de autos ‘malditos’ en Halloween

 

1. El auto ‘aparentemente bueno’ de Al Capone

Al Capone

En este Viernes 13, recordamos este Cadillac Town Sedán de 1928, uno de los autos donde Al Capone realizó miles de fechorías.

De hecho, los cristales a pruebas de bala tenían unos orificios desde ingresaba el cañón de las metralletas.

El tono verde de su carrocería y los pasos de rueda negros eran utilizados para confundir a las autoridades, ya que eran los mismos colores que usaban los vehículos oficiales (hasta la sirena de la policía tenía).

El Cadillac tenía un motor de 5,5 litros y 91 caballos, acoplado a una caja de cambios de tres velocidades, además de un blindaje de 1.300 kg de acero.

Un Cadillac blindado que, presumiblemente, perteneció a Al Capone se ofertó en Estados Unidos, por un precio de un millón de dólares.

 

 

2. El coche que ‘ahorcó’ a Isadora Duncan

Almicar

Nacida en San Francisco, EU, en 1877, Isadora Duncan es considerada la creadora de la danza moderna, fue una auténtica pionera en toda la extensión de la palabra.

Pero su vida culminó abruptamente de la manera más inverosímil, cuando el 14 de septiembre de 1927, murió a bordo del descapotable Amilcar GS de 1924, propiedad de su pareja Benoit Falchetto.

Cuando éste puso en marcha el auto, la chalina de seda que vestía Duncan se enredó entre la llanta y el eje trasero del coche.

Esto provocó que la estrangulara y finalmente la matara.

Años atrás, los dos hijos de Duncan habían muerto ahogados en el Rio Sena luego de que su auto cayera en el fondo del agua.

Duncan se obsesionó con aquella muerte, a todos repetía que la maldición de las máquinas había caído sobre ella y que un auto iba a matarla.

Por desgracia, su predicción se hizo realidad.

 

Además

 

3. El auto que inició la 1era. Guerra Mundial…y ‘mató’ a 13 personas

1. era guerra mundial viernes

Debido a que a bordo de este Graf & Stift murió el archiduque Franz Ferdinand, a menudo se le atribuye el comienzo de la Primera Guerra Mundial.

Eso solo sería el inicio de una serie de sucesos inexplicables.

La siguiente persona que fue propietaria del automóvil fue un general austriaco que se volvió loco mientras viajaba en el automóvil por Viena.

Después de que el general entregó el automóvil, un alto funcionario de Yugoslavia se hizo cargo de él.

Se necesitaron cuatro accidentes viales y la pérdida de su brazo para convencer al funcionario de vender el automóvil.

Un cirujano amigo del gobernador compró el auto y, seis meses después, tuvo un accidente que lo mató.

Se cuenta que el siguiente propietario fue un capitán alemán que murió conduciendo mientras intentaba evitar a dos peatones.

En total, el auto cobró la vida 13 personas, antes de retirarse al museo de Viena donde ahora descansa. Hasta el día de hoy nadie se ha atrevido a manejarlo ¿tú lo harías? Nosotros tampoco.

 

 

4. El vochito tímido de Ted Bundy

Ted Bundy viernes 13 autos

El Viernes 13 le queda como anillo al dedo.

El aspecto jovial y tranquilo que aparentaba Ted Bundy, uno de los asesinos más sangrientos de la historia, iba ‘ad hoc’ con su inofensivo Vocho 1968 que conducía y en el cual asesinó a decenas de mujeres.

Una vez sometidas, trasladaba a las mujeres a la parte trasera del auto, la cual estaba completamente plana ya que Bundy había desechado el asiento posterior para ahí violarlas y asesinarlas.

El VW no sólo le ayudó a engañar a las mujeres, además le permitió pasar desapercibido ante la policía; aunque la velocidad máxima de apenas 130 km/h lo obligaba a manejar con un bajo perfil.

En la actualidad, el ‘Vocho’ 1968 del famoso asesino se exhibe en el Museo del Crimen en Pigeon Forge, Tennessee.

Ahí convive con el rosario de Al Capone y la Ford Bronco de OJ Simpson.

 

 

5. El pequeño bastardo de James Dean

James Dean viernes 13 autos

La carrera de actor y piloto de carreras de James Dean culminó trágicamente en 1955.

Su Porsche 550 Spyder “Little Bastard” sufrió una colisión catastrófica en el camino a una carrera.

Dean murió al instante, pero su auto continuaría causando muchos problemas.

El Dr. William Eschrich compró el Porsche en un depósito, lo desmanteló y le instaló el motor en su auto de carreras Lotus IX

A la par, le prestó las partes de la transmisión y la suspensión a su compañero médico y corredor Troy McHenry.

Días después, Eschrich se estrelló con el Lotus en una carrera en Pomona en 1956 y afortunadamente sobrevivió.

Sin embargo, en la misma carrera McHenry chocó contra un árbol y murió, por lo que la maldición del pequeño bastardo’ ganó fuerza.

En marzo de 1959, mientras estaba almacenado en Fresno, el automóvil se incendió misteriosamente.

Su paradero, hoy, sigue siendo un misterio.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn