Lamborghini Urus

No cabe duda de que el que es ‘gandalla’ lo es hasta en los peores momentos. Este fue el caso de un hombre en Houston, Texas, el cual fue acusado de usar fondos para Covid-19 y comprarse un Lamborghini Urus.

El hecho ocurrió justo al inicio de la pandemia, cuando el mundo sufría los estragos de la crisis sanitaria.

El hombre de 29 años y de nombre Lee Price III, pidió un fondo para enfrentar el coronavirus a través de dos solicitudes de préstamo fraudulentas.

 

‘Gandalla’ el hombre

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el hombre obtuvo más de $1.6 millones de dólares en ayuda del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP).

Este programa realiza préstamos a micro y pequeñas empresas para solventar gastos como nóminas, hipotecas y rentas.

El PPP forma parte de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (CARES), y fue aprobado por el Congreso de EU.

En este caso, el préstamo tiene un vencimiento de 2 años y una tasa de interés de apenas 1%.

Price presentó solicitudes a nombre de dos empresas: Price Enterprises Holdings y 713 Construction.

Las solicitudes alegaban que las compañías tenían gastos de nómina importantes y un gran número de empleados a los cuales no se les podría pagar por la crisis.

Cuando los fiscales tomaron la investigación, se sorprendieron,

Ello se dieron cuenta que ninguna de las dos ‘empresas’ pagaban salarios ni tenían empleados que coincidieran con lo establecido en las solicitudes.

Incluso la persona que aparecía como CEO de una de las compañías, había muerto un mes antes de que se hiciera la solicitud.

 

No sólo fue el Lamborghini, también se dio ‘la vida loca’

 

Ford
Ford F-350

 

El Lamborghini Urus no fue el único ‘regalito’ que se dio este hombre con el dinero obtenido, además se compró una camioneta Ford F-350 del año y un reloj Rolex.

A la par, hizo transacciones inmobiliarias y asistió a varios clubes nocturnos y de striptease en Houston.

Ahora, el individuo de 29 años se enfrenta a cargos por fraude electrónico, fraude bancario, declaraciones falsas a una institución financiera y transacciones monetarias ilegales.

Por increíble que parezca, no es la primera vez que pasa algo así en los EU.

Hace unos meses otro hombre fue arrestado en Florida luego de utilizar el dinero destinado para ayudar a personas por el Covid-19 y comprarse un Lamborghini Huracán.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn