USADOS

Para AMDA, el proceso para regularizar vehículos usados extranjeros de contrabando en México es un fracaso.

En Conferencia de Prensa en conjunto con la AMIA y la INA, el presidente ejecutivo de la AMDA, Guillermo Rosales Zárate, dio cifras sobre la importación de autos usados al país.

El vocero de los distribuidores destacó que en los dos primeros meses de este año se internaron legalmente 45 mil 205, 20 mil 274 adicionales (desde EU y Canadá).

Es decir, un alza “sustantiva” de 81.3 por ciento.

“Este porcentaje fue equivalente al 28.6% del total de automotores nuevos vendidos en el mismo lapso”, comparó Rosales Zárate.

 

Autos usados

 

En cuanto al desempeño del programa de regularización de vehículos ilegales  en México, el directivo destacó los problemas que ha presentado, como lo adelantó.

Esto derivado de la nula capacidad del REPUVE para realizar este procedimiento después de que la Agencia Nacional de Aduanas quedara fuera de este proceso.

“El proceso de regularización del contrabando automotriz está resultando un fracaso observado desde la perspectiva de quienes pretender regularizar ante la incapacidad del REPUVE para hacerlo”.

“Es un fracaso desde nuestra perspectiva porque el problema se sigue agravando ya que se siguen introduciendo vehículos y no hay una sola acción para frenarlo”, dijo.

AMDA prevé en los próximos meses un número cada vez mayor de vehículos ilegales.

A la par,  una presión para postergar la vigencia de este proceso de regularización.

Lo anterior es bajo el argumento de que no se ha tenido la capacidad para procesar las solicitudes.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn