Después de tres años, la marca japonesa regresó a la escena con Infiniti QX55; un crossover coupé que muestra el camino que la compañía adoptará en otros modelos. 

Las dimensiones, el frente robusto con una gran parrilla, el alerón trasero, combinado con su anchura y sus neumáticos de 20 pulgadas; le ofrecen una personalidad que no lo hacen pasar desapercibido.

Su imagen se refuerza con los faros frontales LED a los extremos de la parrilla de doble arco con patrón de malla.

En la parte trasera cuenta con un sistema de 45 luces LED digitales que crean un efecto especial.

Síguenos en Instagram

Motor inteligente con potencia

Para propulsar Infiniti QX55, la marca recurrirá a su premiado motor de compresión variable (VC-Turbo).

La unidad de potencia es un L4 2.0L turbocargada que ofrece 268 caballos de fuerza y un torque de 280 libras-pie de torque, todo ello operado por una transmisión variable continua con tecnología shift-by-wire.

Para optimizar el desempeño del automóvil cuenta con cuatro modos de conducción: Estándar, Eco, deportivo y personal.

En cuanto al interior, Infiniti fue de las primeras marcas en recurrir a doble pantalla para el sistema de infoentretenimiento y ahora lo hace de nuevo gracias a los monitores de 8 y 7 pulgadas.

Cuenta con compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay.

La seguridad es un punto importante para Infiniti y dentro de este apartado destacada el frenado de emergencia con detección de peatones, advertencia de puntos ciegos. 

Estados Unidos y Canadá recibirán el nuevo Infiniti QX55 en la primavera de 2021. El resto de los mercados tendrán que esperar al cierre del próximo año.

Galería: Conoce Infiniti QX55

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn