metro

El accidente en la estación Olivos de la Línea 12 del Metro ha enlutado a toda una ciudad.

Hasta el momento se reporta la muerte de 23 personas y más de 70 se encuentran lesionadas.

Por desgracia, ésta no es la primera vez que el Sistema de Transporte Colectivo Metro, en sus distintas modalidades, se ve involucrado en algún tipo de accidente.

 

El Metro y sus orígenes

El Metro fue inaugurado a finales de los años sesenta.

El 19 de junio de 1967 es una fecha importante.

Ese día las avenidas Chapultepec y Bucareli fueron testigos del inicio de los trabajos de la obra civil más grande en la historia de la CDMX.

Hoy, el Metro ocupa el tercer lugar a nivel mundial en captación de usuarios, al transportar a un promedio de 3.9 millones de pasajeros al día.

Tras la desaparición de los tranvías, se ideó un nuevo tipo de transporte con el que el Metro se extendería, el “Tren Ligero”.

Este se construyó sobre los restos de las vías Taxqueña-Xochimilco​ y el ramal Huipulco-Tlalpan.

A mediados de la década de los 80, se inauguró la primera etapa y en 1988 la segunda.

 

La tragedia del convoy en Tasqueña

metro
La tragedia olvidada, Foto: La Jornada

 

Precisamente ese modo de transporte  fue el que enlutó a la ciudad el 5 de julio de 2001.

Ese día un convoy del Tren Ligero que iba de Tasqueña hacia Xochimilco embistió a varios vehículos y a un ciclista en el crucero de Tlalmanalco.

El accidente ocurrió aproximadamente a las 9:10 de la mañana en el crucero de Calzada de Tlalpan y Tlalmanalco.

Todo ello pasó en la colonia Santa Ursula Coapa, a menos de cien metros de la estación El Vergel.

metro
Saldo de 2 muertos, Foto: La Jornada

 

Según reportó La Jornada, el convoy M1-024 circulaba de Tasqueña hacia Xochimilco a una velocidad de 50 km/h.

De hecho, la velocidad permitida era de 20 kilómetros, según el informe preliminar de peritaje que dio a conocer la PGJDF.

El convoy embistió a tres microbuses, un automóvil particular y una bicicleta.

La versión oficial es que el conductor del tren ligero ignoró la luz roja del semáforo y las señales hechas por los policías auxiliares.

Sin embargo, algunos testimonios indican que los choferes de los vehículos involucrados no respetaron el derecho de paso del convoy.

El resultado fueron dos personas fallecieron y cinco más resultaron lesionadas, mientras que el operador del tren fue consignado al Reclusorio Oriente.

Años después, organizaciones de movilidad recordaron que la serie de accidentes del Tren Ligero fueron atribuidos a fallas en los frenos y que causaron muertos y heridos graves.

Sin embargo, la única respuesta al respecto fue la instalación de policías y plumas en los cruceros, para impedir que los vehículos permanecieran sobre las vías cuando se aproximaran los trenes.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn