Lamborghini SC20

Cuando creíamos que el año 2020 no podía dejarnos cosas buenas, el Lamborghini SC20 nos da una cachetada con guante blanco.

Claro, esto solo lo podría decir su exclusivo dueño, quien seguramente será la envidia de todo el planeta por poseer el último trabajo de Squadra Corse.

Efectivamente hablamos de la división de competencias de la firma italiana, a quien hace poco se le ocurrió la loca (y maravillosa) idea de homologar sus joyas sobre ruedas para que puedan circular en la calle.

 

Lamborghini SC20, un barchetta hecho realidad

Lamborghini SC20
Exclusividad italiana.

 

Recordarás que hace unos meses Lamborghini nos dejó con la duda sobre el concepto que probaba en Monza.

Lo único que sabíamos es que estaba siendo preparado por Squadra Corse y que dejaba entrever las líneas de un speedster.

Pues bien, hoy sabemos que es el SC20, está basado en el Aventador Roadster y es el sustituto natural del SC18 Alston, el primer vehículo one-off que desarrolló la división de competencia de Lamborghini y el cual era básicamente un Aventador con esteroides.

“El SC20 es una combinación de ingeniería sofisticada, artesanía italiana, deportividad y diseño avanzado”, asegura Maurizio Reggiani, jefe técnico de Lamborghini.

Al ver su exterior, notamos detalles del Diablo VT Roadster, del Huracán GT3 EVO y hasta del Concept S.

Como es de esperarse, la carrocería es de fibra de carbón. El enorme difusor delantero está rodeado por dos aletas y por las tomas de aire del cofre delantero, muy parecidas al del Huracán GT3 EVO.

 

Lamborghini SC20
Un trasero muy llamativo.

 

Los costados esculpidos retoman las soluciones adoptadas en el Essenza SCV12, mientras que el protagonista en la parte trasera es el enorme alerón de carbón regulable en tres posiciones: Carga Baja, Media y Alta.

Cabe aclarar que el bólido fue solicitado a petición expresa de un cliente, el cual solicitó que no llevara parabrisas y los colores de carrocería fueran sobre base Bianco Fu (blanco), donde destaca la librea Blu Cepheus (azul).

 

Así se fabrican 770 caballos

Lamborghini SC20
Interior a petición exclusiva.

 

El elemento más significativo del habitáculo es la fibra de carbón que se utiliza para la cubierta del tablero, los paneles de las puertas, la consola central y el revestimiento del volante, además de las carcasas de los asientos tapizados en Alcantara y cuero.

Las salidas de aire se crean mediante tecnología de impresión 3D en la fábrica de Sant’Agata Bolognese.

¿De qué servirían todos estos detalles si no hay un potente corazón que lo alimente? Afortunadamente, la división de competencia pensó en eso.

El SC20 equipa un V12 aspirado de 6.5 litros con 770 CV y un par de 720 Nm, controlado con el cambio optimizado de 7 velocidades ISR (Independent Shifting Rod).

Tan sólo veremos un SC20 por el mundo, así que si un día lo ves siéntete sumamente afortunado.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn