Los coches de Diego Maradona

El mítico jugador no solo fue reconocido en el mundo por ser una de las leyendas del futbol, también se sabe que fue un gran aficionado a los automóviles.

 

Los coches de Diego Armando Maradona. 

A su paso por los diferentes países en los que desarrolló su carrera futbolística, primero como jugador y entrenador, el argentino mostró la afición por los coches.

A partir de su salida de Argentina y conforme avanzó dicha trayectoria, los autos fueron de menos a más sofisticados.

 

Síguenos en Instagram

Los coches de Diego Maradona

DE LOS HINCHAS CON AMOR

La afición de Argentinos Junior le llegó a tener tanto amor a Maradona, que en 1980 le regalaron un  Mercedes-Benz 500 SLC rojo.

Dicho modelo tenía un motor V8 y 237 caballos.  Sólo se fabricaron mil 133 unidades.

La leyenda urbana relata que la unidad fue comprada en una concesionaria propiedad de Juan Manuel Fangio, y que el gran piloto se lo entregó.

 

 

EL PORSCHE Y UN SUEÑO

En febrero de 1980, a los 19 años, Maradona compró su primer coche, un Porsche 924, negro, con motor de cuatro cilindros y 125 caballos de fuerza.

En 2010, mientras era del DT de la Selección Argentina, por el Porsche llegaron a pedirse 500 mil dólares.

 

 

 ESTRENANDO UN FIAT

El primer auto que se dio el lujo de estrenar fue un  Fiat Europa 128 CLS, el cual adquirió el 24 de diciembre de 1982, antes de partir de su país natal para integrarse al Barcelona, en España.

Se cuenta que, aunque ya era conocido, todavía se le podía verle manejarlo por las calles de Buenos Aires.

Síguenos en Facebook




LOS FERRARI TESTARROSA

A  mediados de los ochenta, cuando estaba en su etapa de esplendor en el Nápoles, quiso hacerse de dos Ferrari.

A pesar de que dichos autos deportivos tradicionalmente son color rojo, Diego pidió que fueran negros.

Ferrari aceptó aquella solicitud y así salió de su fábrica uno de los dos Testarrosa con un color denominado “Glasurit Nero Met 901/C”.

El otro Ferrari que obtuvo fue un F-40 del que sólo se hicieron 40 unidades.

 

 

 EL RENAULT FUEGO GTA MAX

En 1991 Diego Maradona fue detenido acusado de la posesión de medio kilo de cocaína.

Dos meses después de aquel episodio que dio la vuelta al mundo y mostraba al astro cabizbajo y esposado, se compró un Renault Fuego GTA Max cero kilómetros.

Tenía un motor 2.2 con 123 caballos de potencia y alcanzaba 198 km/h.

Cuando Maradona volvió a Boca, en 1995, volvió a pedir dos Ferrari.

Ahora fueron un par de flamantes F355 Spider, ambos de color rojo, y comprados prácticamente al mismo tiempo: una tenía la patente AXX 608 y la otra, la matrícula BWY 893.

Aquel modelo estaba equipado con un V8 de 3.5 litros y 380 caballos.

Durante su segunda estancia se le vio llegar en varios carros: un Porsche; una Mitsubishi Montero, la mejor 4×4 del momento y el famoso camión Scania 360 azul, modelo 113H.

 

 

También lee: Los diseños de Ford en realidad virtual

 

Los coches de Maradona

COMPACTOS Y OSTENTOSOS

Durante su época como entrenador de la Selección Argentina,  se movió en un Mini Cooper S Hot Pepper de 2005, y otro Mini –también S- de 2009.

Luego se fue a dirigir a Dubái, en donde se le vio con un BMW i8, su primer auto híbrido, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y alcanzar los 250 km/h.

En esta misma etapa también se dio el gusto de manejar un Rolls-Royce Ghost, equipado con un motor V12 6.6 litros de doble turbo y 570 CV.

Tras abandonar Emiratos Árabes Unidos, se fue a trabajar en  Bielorrusia.

Llegó al Dynamo Brest, en donde por bienvenida le regalaron un vehículo militar anfibio.

Fabricado por la firma Sohra Group, se denomina Overcomer Hunta, diseñado para transitar por cualquier terreno y hasta sumergirse en el agua.

 

 

LA AVENTURA EN SINALOA

Hace unos años, cuando llegó a México para dirigir a Dorados de Culiacán, también recibió un regalo con cuatro ruedas.

Se trató de un Chevrolet Camaro RS, con un impresionante motor V6 de 3.6 litros y 335 CV y estaba valuado en unos 38 mil dólares.

A últimas fechas, ya de regreso en Argentina, se le ha visto al mando de un BMW M4, la versión deportiva del Serie 4.

Este usa un motor biturbo de 6 cilindros y 3.0 litros, que desarrolla una potencia de 431 caballos.

Alcanza una velocidad máxima de 250 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4,1 segundos.

Los coches de Maradona

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn