toyota mazda pruebas certificación

Toyota anunció la suspensión de la producción y entregas de tres modelos fabricados en Japón por nuevas irregularidades destapadas en pruebas de seguridad. Además, existirían irregularidades en las homologaciones de modelos de Honda, Suzuki, Mazda y Yamaha.

 

 

 

El escándalo de las pruebas de seguridad y homologación (certificación) en los fabricantes de automóviles japoneses se amplió el lunes, cuando Toyota Motor y Mazda detuvieron los envíos de algunos vehículos después de que el Ministerio de Transporte de Japón encontró irregularidades en las solicitudes para certificar ciertos modelos.

Las irregularidades también se encontraron en solicitudes de Honda y Yamaha Motor dijo el ministerio. Se descubrió que los fabricantes de automóviles habían presentado datos de prueba incorrectos o manipulados cuando solicitaron la certificación de los vehículos, señal Reuters.

El ministerio ordenó a Toyota, Mazda y Yamaha suspender los envíos de algunos vehículos. Dijo que llevará a cabo una inspección in situ en la sede central de Toyota en la prefectura de Aichi el martes.

“Es extremadamente lamentable que se hayan descubierto otras irregularidades, porque las acciones fraudulentas relacionadas con las solicitudes de certificación de modelos socavan la confianza de los usuarios y sacuden los cimientos mismos del sistema de certificación de vehículos”, indicó el ministerio en un comunicado.

 

 

Toyota, Honda, Suzuki y Mazda abrían manipulado pruebas de certificación de algunos de sus modelos en Japón

Las últimas revelaciones se produjeron después de que el ministerio solicitara a finales de enero a los fabricantes de automóviles que investigaran las solicitudes de certificación tras un escándalo de pruebas de seguridad en la unidad de automóviles compactos Daihatsu de Toyota que surgió el año pasado.

También es probable que los acontecimientos del lunes aumenten la atención sobre la reunión general anual de Toyota a finales de este mes. En un informe a los accionistas, Ia Institutional Shareholder Services (ISS) destacó la “serie de irregularidades en las certificaciones” en el Grupo Toyota.

“Como responsable del Grupo Toyota, me gustaría pedir disculpas sinceras a nuestros clientes, a los aficionados a los automóviles y a todas las partes interesadas por esto”, dijo en una rueda de prensa Toyoda, nieto del fundador del fabricante de automóviles y su ex director ejecutivo.

Dijo que los autos no pasaron por el proceso de certificación correcto antes de ser vendidos. El mayor fabricante de automóviles del mundo por volumen dijo que detuvo temporalmente los envíos y ventas de tres modelos de automóviles fabricados en Japón.

Los escándalos en los fabricantes de automóviles están demostrando ser un punto delicado para el gobierno, que por lo demás se ha ganado elogios de inversores y ejecutivos por sus reformas corporativas. Yoshimasa Hayashi, el principal portavoz del gobierno de Japón, calificó la mala conducta de “lamentable”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn