León Guayines

Dicen que lo diferente asusta o genera una sensación de incredulidad desde el momento en que lo conocemos… y las guayines (station wagon o vagonetas), no se escapan de ello.

 

¿Por qué las guayines no son populares en México?

Hoy vemos, con suma tristeza, que la oferta de vagonetas en México es prácticamente nula.

Atrás quedaron esos años de la década de los 70 y 80s donde las guayines tenían buena aceptación, principalmente por sus credenciales de confort y configuración interior.

La llegada del nuevo milenio supuso un punto de quiebre para las station wagon, en beneficio de las SUV compactas (y ahora también las SUV-B).

El Chevy Station Wagon y la Sportvan de Volkswagen fueron sucumbiendo ante sus rivales SUV.

Haciendo un ‘mea culpa’, quizás las versiones guayines del Tsuru o el Pointer no eran tan apasionantes para el público mexicano.

A pesar de ello y pleno ‘boom’ de las SUV en nuestro país, existieron modelos como el León ST, el Fiat Palio Adventure y el Subaru Outback en medio del desierto.

León ST fue una de las últimas vagonetas que se vendieron en nuestro territorio, recientemente habían existido algunos modelos como Volvo V40 o incluso su primo VW Crossgolf.

 

Los mitos de las guayines en México

El principal factor por la que este segmento no es arraigado en México es la forma de su carrocería, la cual aparentemente no podría competir con una SUV.

En cuestión de gustos y diseños no vamos a meternos, ese es un derecho que todo cliente posee.

Lo que sí vamos a mostrarte son las cualidades que una guayín tiene.

Nuestro país es un mercado exigente, donde se tiene la falsa creencia que sólo las camionetas pueden ofrecer espacio y comodidad interior.

Tomemos como referencia el Seat León ST que salió del mercado mexicano apenas el año pasado.

La versión guayín del León no sólo estaba infravalorada, además tenía el estigma de no compartir ni el diseño ni la carrocería que los mexicanos desean.

No es de gratis que en el Viejo Continente este tipo de carrocerías sean sumamente populares.

Todo ello, entendiendo que el cliente europeo pondera tres aspectos fundamentales: diseño, confort y tecnología al momento de decantarse por un vehículo familiar.

 

No son populares en México; ventajas y desventajas de las station wagons o guayines

CrossGolf
CrossGolf

A diferencia de una SUV, cualquier guayín tiene la ventaja del bajo centro de gravedad y menor peso que le permite un mejor manejo.

¿Acaso no recuerdas aquellas películas europeas donde las familias iban a bordo de sus vagonetas recorriendo hermosas carreteras?

Una desventaja de este tipo de carrocería es su poca altura respecto al piso que no ayuda mucho en terrenos sinuosos (que casi no hay en nuestro país).

En el caso del León ST, si no observabas por el retrovisor que el vehículo tenía esa enorme cajuela, pensabas que estabas a bordo de un León a secas o de una SEAT Ateca,

Si bien el retardo del motor turbo era evidente, los 150 caballos eran suficientes para moverlo con suficiente holgura, lo cual difícilmente encontrarás en una SUV compacta.

De entrada, porque la gran mayoría de ellas carecen de un propulsor turbocargado.

Otra ventaja es su enorme practicidad, a pesar de la caída del techo, la altura le permitía un buen espacio para la cabeza y piernas de los pasajeros

Además, las guayines tienen la ventaja de una apertura de puerta con mayor desahogo en altura, por lo que el acomodo de artículos es más sencillo.

Todas estas características nos llevan a una conclusión muy obvia: la compra dependerá de los gustos y necesidades de cada usuario.

No obstante, las guayines son el vivo ejemplo de que lo distinto, lo incomprendido no siempre es sinónimo de defectuoso.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn