pORSCHE patente

Los beneficios de un turbo para aumentar la presión a través de un motor son evidentes, pero ahora Porsche podría revolucionar este tema con una patente.

La marca ha solicitado una patente para dar un giro único a la idea, según informa CarBuzz.

 

¿Qué dice la patente de Porsche?

 

La patente se inspira en una configuración tradicional de doble turbo, en la que se utilizan dos turbos más pequeños para una respuesta más rápida, especialmente a bajas revoluciones.

En ella, se utilizan dos pequeñas turbinas de escape por sí solas, sin conexión mecánica a un compresor.

En su lugar, las turbinas pequeñas y sensibles alimentan los generadores.

Luego se usa un solo compresor grande en la entrada, accionado por un motor.

El diseño también cuenta con una válvula de derivación para permitir que los gases de escape fluyan más allá de las turbinas de escape cuando no se necesita energía.

Esta configuración permite separar la velocidad de rotación del compresor de la de las propias turbinas.

Esto significa que el impulso se puede producir a cualquier RPM siempre que haya energía eléctrica disponible, eliminando efectivamente el problema del retraso del turbo.

Aquí se combina la salida del generador de las turbinas con un almacén de energía, como una batería o un banco de condensadores.

Cabe recordar que la tecnología de los turbo eléctricos se ha utilizado en la Fórmula 1 y en algunos modelos de calle.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn