Porsche GT3 Cup

En tiempos donde el trabajo escasea, el nuevo Porsche 911 GT3 Cup tendrá no mucho, muchísimo quehacer.

La primera variante de competición basada en la actual generación 992 disputará en 2021 la Porsche Mobil 1 Supercup, así como las Carrera Cup nacionales de Alemania, Francia, Asia, Benelux y EU.

Era obvio que, con el reciente lanzamiento de la nueva generación del 992, las versiones de competición serían lanzadas poco a poco (y lo agradecemos enormemente).

 

Antes, un poco de historia

Porsche GT3 Cup
Debutará en 2021.

 

Corría el año de 1990 cuando Porsche presentó el primer 911 Cup, el cual se basaba en la generación 964 y, con 260 caballos, disputó su temporada de debut en la Porsche Carrera Cup Alemana.

A partir de 1993, también corrió en la recién creada Porsche Supercup, desarrollada como parte del programa de apoyo a la Fórmula 1.

Le siguieron cinco generaciones más de este vehículo de carreras, del que hasta la fecha han sido producidas un número récord de 4251 unidades.

“En los próximos años, nuestro objetivo es superar la marca de 5000 unidades producidas”, dijo Michael Dreiser, Director de Ventas de Porsche Motorsport.

En el nuevo GT3 Cup, el tema de la aerodinámica y algunos componentes similares al Turbo son sus principales cartas de presentación.

De entrada la carrocería es más musculosa y ensanchada. Posee una anchura en la zona delantera de 1.902 mm, lo cual favorece el agarre y, por mucho, el manejo.

Ya en lo estético, hace posible una armoniosa combinación del neumático con rines de 12 pulgadas de ancho delante y de 13 pulgadas detrás.

Ojo, el vehículo aún pesa unos 35 kilogramos más que su predecesor (1260 kg en vacío); esto se debe a la incorporación de elementos adicionales de acero a la jaula de seguridad.

 

Porsche 911 GT3 Cup: un rey de las pistas

Porsche GT3 Cup
Interior basado en el 919 Hybrid.

 

¿En verdad lo es? Sí, por lo menos en el papel.

Al interior lo más llamativo es el Rubber Switch Panel (RSP), situado a la derecha del piloto, el cual integra diez botones y recuerda al panel de control del Porsche 919 Hybrid.

Si bien el eje trasero permanece intacto, el delantero consta de doble horquilla y rodamientos Uniball, como en el 911 RSR, el modelo de carreras más avanzado de Porsche en la actualidad.

Todos estos ajustes ayudan a que la potencia se haya visto incrementada en 25 CV respecto a su predecesor (ahora son 510 caballos).

El seis cilindros bóxer está conectado a la caja de cambios secuencial de seis velocidades, a través de un volante de inercia de masa única y un embrague de carreras de metal sinterizado.

¿Y el sonido ronco y deportivo? El nuevo sistema de mariposa promete una respuesta aún más rápida al acelerador y, junto con el escape de competición con catalizador, seguramente generará un sonido ¡impresionanti!

Los tiempos por vuelta del nuevo Porsche 911 Cup se deberían rebajar en un uno por ciento los de su antecesor, dependiendo del trazado de la pista.

Por cierto, el sistema eléctrico funciona sin fusibles. Esto reduce el cableado, ahorra peso y facilita su acceso gracias a que se sitúa en una posición más centrada.

Las primeras unidades comenzarán a llegar a los equipos en febrero.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn