Porsche LMDh

Seremos claros. Porsche es la marca automotriz con mayor trascendencia en la historia de las carreras de resistencia.

Su ‘noviazgo’ con las míticas 24 Horas de Le Mans se remonta al año 1951, cuando la compañía alemana conoció las mieles de la victoria en su primera carrera.

A bordo de un 356 SL, Auguste Veuillet y Edmond Mouche se alzaron con el triunfo en la categoría de los 1.100 cm³.

Con 19 victorias absolutas, Porsche fue el único fabricante de automóviles que participó ininterrumpidamente en las 24 Horas de Le Mans por más de 60 años.

El año 1985 quedó marcado para la marca alemana, cuando su piloto Hans-Joachim Stuck dio la vuelta más rápida en la clasificación con una velocidad media de 251,815 km/h.

Este récord permaneció imbatible hasta 2017, año en que el japonés Kamui Kobayashi lo superó a bordo de su TS050 Hybrid de Toyota.

Parece que ese año 2017 estaba maldito para Porsche, ya que que fue el mismo que marcó su retiro de los LMP1 para centrarse en otras categorías como la Fórmula E.

Sin embargo, la unificación de reglamentos de FIA y ACO/WEC con IMSA para crear una nueva categoría de prototipos híbridos en 2023, marcará el retorno de Porsche a la categoría de resistencia por excelencia.

“Sin unos costos excesivos, el proyecto es extremadamente atractivo para Porsche. Las carreras de resistencia son parte del ADN de nuestra marca”, dijo Oliver Blume, Presidente del Consejo Directivo de Porsche AG.

 

Un nuevo horizonte para Porsche

Porsche LMDh
Regresa la leyenda

 

Estos autos de competición, que pesarán unos 1000 kilogramos, estarán propulsados por un sistema híbrido con una potencia de 680 CV.

Los nuevos prototipos estarán basados en un chasis de LMP2 actualizado provenientes de uno de los cuatro fabricantes oficiales (Oreca, Ligier, Dallara o Multimatic).

Cada marca puede escoger el concepto del motor de combustión y el diseño de la carrocería, además de un sistema eléctrico estandarizado para todos.

Gracias al desarrollo del LMDh, Porsche podrá competir en las 24 de Le Mans, pero también lo podrá hacer en Daytona y Sebring dentro del campeonato IMSA.

La marca alemana se encontrará con otros fabricantes como Audi o Acura que ya desarrollan su LMDh, y con Toyota o Peugeot bajo sus Hypercars.

 

Caso de éxito

Los sistemas de propulsión híbrida al servicio de las pistas no son nuevos para Porsche. Su éxito quedó plasmado entre 2014 y 2017.

En el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC), el prototipo de la categoría LMP1 (919 Hybrid) logró ganar tres veces consecutivas las 24 Horas de Le Mans.

Porsche también se aseguró los campeonatos de constructores y pilotos tres años seguidos.

De esta manera, el fabricante alemán seguirá compitiendo con su tecnología eléctrica en Fórmula E, con motores de combustión para las carreras de GT, y ahora en la categoría LMDh con su propulsión híbrida.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn