En el libro mundial de los Récords Guinness podemos encontrar marcas insólitas durante su historia; y este nuevo Récord, que ha impuesto el auto eléctrico de Porsche no es la excepción.

Porsche ha logrado imponer un nuevo Récord Guinness, al hacer el drift más largo para un vehículo eléctrico; recorriendo más de 40 kilómetros en 55 minutos con su modelo Taycan.

Dennis Retera, instructor de Porsche, hizo la proeza de dar 210 vueltas en el círculo de drift del Porsche Experience Center en Hockenheimring.

En el círculo de 200 metros, Retera hizo que las ruedas delanteras no apuntaran en la misma dirección de la curva durante 55 minutos. 

El experto en drifts recorrió un total de 42.171 kilómetros para conseguir el Récord Mundial de Drift continuo más largo en un auto eléctrico.

La velocidad media fue de 46 km/h. El récord se logró con la versión de tracción trasera del Taycan, que ya está a la venta en China.

Síguenos en Instagram

Ve aquí el video del Récord

La Preparación

El intento se llevó a cabo bajo la supervisión de la jueza del registro oficial del Mundo de los Récords Guinness, Joanne Brent sobre el área de dinámica de conducción de riego del PEC.

Brent ha estado supervisando los intentos de récord de todo tipo para los Récords Guinness durante más de cinco años: “Hemos tenido algunos récords de derrape, pero con un auto deportivo eléctrico es algo muy especial para nosotros también.  Aquí Porsche ha hecho un verdadero trabajo”, dijo.

La experta de Guinness documentó meticulosamente el récord con toda una serie de ayudas técnicas y otros expertos independientes, antes de la prueba, un topógrafo local midió el área de 80 metros de diámetro del Centro de Experiencia de Porsche con precisión milimétrica.

Para la documentación se utilizaron el GPS y los sensores de velocidad dentro del vehículo, así como una cámara instalada en el techo de la torre de control de la pista, con la que se filmó el recorrido del récord.

El holandés Dennis Retera, instructor jefe del CEP de Hockenheimring, que compitió en carreras de karting, monoplazas y de resistencia, Dijo: “Fue muy agotador para mí mantener mi concentración alta durante 210 vueltas, especialmente porque el asfalto irrigado del circuito de derrape no proporciona el mismo agarre en todas partes. Me concentré en controlar la deriva con la dirección, esto es más eficiente que usar el pedal del acelerador y reduce el riesgo de que se produzca un giro”.

“Siempre hay suficiente potencia disponible. El bajo centro de gravedad y la larga distancia entre ejes garantizan la estabilidad. El diseño preciso del chasis y la dirección permite un control perfecto en todo momento, incluso al moverse hacia los lados ”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn