comercial

La Autoridad de Normas de Publicidad (ASA) del Reino Unido prohibió el comercial por tergiversar lo que puede hacer un sensor de estacionamiento.

Esta decisión se tomó luego de 2 quejas por una escena donde tres vehículos van en reversa cerca de un barranco.

El comercial, de poco más de 1 minuto de duración, indica que los tres autos se detienen justo antes de salirse del borde gracias al sensor.

 

Comercial “peligroso”

 

La ASA considera que se trata de una actitud peligrosa dada la altura del barranco.

“Un conductor podría imitar la escena” señala.

Además, también considera que los sensores de aparcamiento solo son capaces de detectar obstáculos y en este caso no los hay.

Por eso lo califica de publicidad engañosa, porque si un conductor realiza una maniobra hacia atrás y no hay un obstáculo los citados sensores no son capaces de avisar al conductor y el coche.

La defensa de Jaguar Land Rover fue que había una roca cerca del automóvil que habría sido detectada por el sensor.

Sin embargo, la ASA dictaminó que las rocas eran solo incidentales en la escena.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn