John Cooper es como normalmente llamamos a los pequeños autos MINI, pero su historia es digna de contarse.

 

 

 

Seguro muchas veces dijiste MINI Cooper o MINI John Cooper Works para nombrar al modelo inglés, pero ¿sabes quién es John Cooper? ¿Realmente existió?

La respuesta es sí, si es real. El famoso ingeniero y fabricante de vehículos de competencia John Cooper nació en Surrey, Reino Unido, el 17 de julio de 1923.

100 años después, su legado se mantiene vivo en los modelos de MINI.

Es recordado principalmente por diseñar el primer chasis con motor trasero en la Fórmula 1.

 

 

El legado de John Cooper en MINI

MINI John Cooper

 

John Cooper se unió a la Real Fuerza Aérea como aprendiz a los 15 años, para trabajar como constructor de instrumentos durante la segunda guerra mundial.

Su gusto por la mecánica nace en el negocio de su padre, Charles Cooper.

Charles y John Cooper fundaron en 1947 la compañía Cooper Car Company, una empresa automotriz dedicada al deporte motor.

Uno de los primeros grandes éxitos de Cooper fue en la categoría de 500 cc, predecesora de lo que hoy es la Formula 3.

 

 

Experiencia a tope

 

 

John Cooper tuvo la genial idea de instalar el motor entre el piloto y el eje trasero, en una época en que los autos de competencia aún llevaban el motor al frente.

El éxito de esta configuración cambió al deporte motor y su influencia llegó a la Formula 1 y a las 500 millas de Indianápolis.

John Cooper, era también un amigo cercano de Alec Issigonis y reconoció el potencial deportivo de este nuevo automóvil pequeño desde el principio, cuando los primeros prototipos aparecieron en la pista.

John propuso la idea a Issigonis, y pronto se recibió la aprobación de los altos directivos de BMC para desarrollar una pequeña serie de 1,000 unidades del Mini Cooper con un motor modificado, ampliado a 1.0 litros y que ofrecía una potencia máxima de 55 hp (el Morris Mini-Minor original tenía un motor del motor de 848 centímetros cúbicos que entregaba 34 hp).

La respuesta a este automóvil que ingresó al mercado en septiembre de 1961 fue simplemente eufórica, los entusiastas en todas partes solo pedían una cosa: ¡aún más potencia!

Entonces, Issigonis y Cooper aumentaron la capacidad del motor a 1,071 cc, elevando la potencia del motor a 70 hp.

El resto es historia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn