La colección Landspeed celebra los récords establecidos por el ingeniero británico Capitán George Eyston en el Thunderbolt

Los nuevos Rolls-Royce Wraith Black Badge y el Dawn Black Badge, están inspirados en la extraordinaria vida de Eyston y en sus hazañas para batir récords, donde recientemente en el paisaje único y de otro mundo de las salinas de Bonneville, con el Thunderbolt impulsado por dos motores aerodinámicos Rolls-Royce R V12 lo convirtió, brevemente, en el hombre más rápido de la Tierra.

En el interior los detalles recuerdan las Pistas Saladas de Bonneville, en Utah, donde Eyston se dedicó a batir récords en 1937-38. Texturas fisuradas de las pistas de sal se reproduce perfectamente en el salpicadero; el detalle del volante imita la línea oscura de la pista marcada en la superficie durante las carreras de récord.

Las siluetas del desaparecido Thunderbolt, y sus tres velocidades récord, están grabadas con láser en el túnel delantero. Con sutil detalle en la puerta del lado del conductor reproduce los colores de la cinta de los honores concedidos a Eyston durante su vida.

Un espacio de estrellas representa con precisión el cielo nocturno del 16 de septiembre de 1938, cuando Eyston estableció su tercer y último récord de velocidad en tierra de 357.497 mp/h.

Más Detalles

En los dos autos de la Colección se presenta en un acabado bicolor especialmente creado, que combina el Negro Diamante Metalizado con un nuevo color a medida, el Azul Bonneville. Esta tonalidad especialmente desarrollada tiene un significado especial para la Colección, con un color que pasa bajo la luz del sol de azul claro a plateado, ilustrando los reflejos tanto del vasto cielo de Bonneville como de las crujientes salinas en la carrocería de aluminio del Thunderbolt.

Tanto el Wraith como el Dawn Landspeed cuentan con un sutil detalle en la puerta del conductor, realizado en la misma seda de tejido Grosgrain y en los mismos colores que las cintas originales de las medallas.

Los reposabrazos, tanto en el lado del pasajero como debajo del detalle de la cinta, están especialmente acolchados para darles la calidad de “sillón de club” que Eyston prefería en sus asientos de conducción, para diversión de sus compañeros de carrera.

La producción de los autos de la Landspeed Collection está estrictamente limitada a solo 25 unidades del Dawn y 35 del Wraith, todos los cuales ya han sido asignados a los clientes.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn