La marca alemana ha presentado el nuevo, Audi Skysphere Concept, el primero de tres autos concepto de cara a un futuro de súper lujo y confort.

Estos concept cars Audi Skysphere, Audi Grandsphere y Audi Urbansphere (disponible en 2022), presentan un nuevo diseño que, en última instancia, reinventa el interior, el habitáculo, el centro del vehículo y deja una grata experiencia a los pasajero a las exigencias de la tecnología.

Ejes Ajustables

Skysphere concept es el nombre del convertible de dos puertas con propulsión eléctrica cuyas líneas conducen directamente al diseño Audi del futuro. Para ofrecer a los pasajeros la máxima libertad, este Concept ha sido diseñado para dos experiencias de conducción diferentes: GT y Sport.

Para ello se utiliza un detalle técnico espectacular y fuera de serie: la distancia entre ejes ahora es modificable que funciona con motores eléctricos y un sofisticado mecanismo con componentes de la carrocería y el bastidor que se deslizan entre sí y que permiten variar la propia distancia entre ejes y la longitud exterior del auto hasta 250 milímetros. Al mismo tiempo, la distancia al suelo del vehículo se ajusta 10 milímetros para mejorar el confort y la dinámica de conducción.

Conducir en Modo GT o Sport

Con solo tocar un botón, el conductor puede elegir su propia experiencia de conducción: puede convertir el e-roadster de 4.94 metros de longitud en modo “Sport” con una distancia entre ejes reducida, mientras que la dirección de las ruedas traseras garantiza que el vehículo siga siendo extremadamente ágil a pesar de sus dimensiones.

O bien se puede elegir modo GT de 5.19 metros en el modo de conducción autónoma “Grand Touring” mientras disfruta del cielo y del paisaje, del máximo espacio para las piernas y de los servicios que ofrece un ecosistema digital perfectamente integrado. 

En este modo, el volante y los pedales se desplazan a una zona invisible; la sensación de espacio en el concept car abre un abanico de posibilidades completamente nuevo para un descapotable tan deportivo. Mientras tanto, el Audi Skysphere vigila automáticamente la carretera y el tráfico con su sistema de sensores y conduce a los ocupantes con seguridad hasta su destino.

En el proceso, la distancia entre ejes se reduce del tamaño estándar de un A8 L al tamaño significativamente más compacto del Audi RS 5 compatible con las curvas: 25 centímetros marcan la diferencia. Y no sólo técnicamente, sino también visualmente y, sobre todo, en cuanto a la experiencia de conducción.

 

Motor

Esta máquina futurista cuenta con un motor eléctrico situado en el eje trasero motorizado que se encarga de suministrar potencia a las ruedas del Audi Skysphere con un total de 465 kilovatios de potencia y 750 Newton metros de par motor que hace la delicia del roadster, de solo 1.800 kilogramos. La distribución del peso en torno al 60% en el eje trasero motorizado permite una amplia tracción y una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 4 segundos.

Se espera que la capacidad de la batería sea de más de 80 kWh, lo que dará al auto una autonomía de más de 500 kilómetros según la norma WLTP, al menos en el modo económico GT.

Diseño

Las líneas son las que marcan la diferencia. Con sus amplios pasos de rueda curvados y acampanados, típicos de la marca, el Skysphere acentúa la anchura de las vías, una muestra visible de sus dotes dinámicas. Visto de lado, las proporciones son impresionantes, con un capó largo y -sobre todo en la parte delantera- un voladizo corto.

Las superficies de los pasos de rueda y del capó delantero son orgánicamente curvas. La parte trasera se ha desarrollado en un túnel de viento y combina elementos de un speedster y un shooting brake con grandes superficies acristaladas en un diseño aerodinámico tradicional. Dos bolsas de viaje diseñadas específicamente para el Audi Skysphere encuentran espacio bajo el cristal, y se sujetan con correas que se estiran en forma de cruz. 

 

Luces LED en su máximo esplendor

La parte frontal cuenta con una parrilla -la cual ya no sirve como parrilla del radiador- presenta claramente el Singleframe típico de la marca y el emblema iluminado de diseño tridimensional con los cuatro anillos. 

Todo el Singleframe y también las superficies adyacentes en los laterales están diseñados con elementos LED blancos para actuar literalmente como escenario de efectos visuales, tanto funcionales como de secuencias de bienvenida en movimiento al abrir y cerrar el vehículo.

 
La parte trasera también está dominada por una superficie de LED controlada digitalmente que se extiende por toda la anchura del vehículo. Innumerables LED rojos se esparcen como rubíes por la superficie trasera vertical. Los reflejos crean efectos dinámicos de iluminación y sombras cuando las unidades de iluminación se encienden y se apagan.

Interiores

La marca sitúa en el centro de sus diseños el espacio que rodea a los pasajeros “sphere” y que se convierte en una experiencia para ellos: el interior. Esto se debe a que los tres vehículos están diseñados para una conducción autónoma de nivel 4, lo que significa que, en determinadas situaciones definidas de la carretera y el tráfico, el conductor puede delegar toda la responsabilidad al auto.

De este modo, elementos de control como el volante y los pedales pueden girar hasta una posición invisible y, por tanto, salir completamente del interior. Y los pasajeros, incluido copiloto, pueden disfrutar de una nueva forma de libertad: la de relajarse al aire libre, disfrutar del paisaje y del viento, o interactuar con Internet y el mundo gracias a la conexión con el ecosistema digital en el Audi Skysphere.

Lo último en tecnología

Los grandes monitores táctiles, de 1.415 mm de ancho y 180 mm de alto, en el salpicadero y en la zona superior de la consola central se utilizan para manejar el vehículo y los sistemas de infoentretenimiento. En el modo Grand Touring, puede utilizarse para mostrar contenidos de Internet, videoconferencias o películas en streaming. Los pequeños paneles táctiles de las puertas se utilizan para manejar el aire acondicionado.

Un sistema de sonido de alta calidad, acorde con este descapotable de lujo, ofrece una calidad de audio de sala de conciertos incluso cuando el vehículo está en movimiento. Los altavoces están ocultos detrás de los paneles de las puertas; algunos más en la pared interior trasera producen incluso un sonido envolvente. La forma de los reposacabezas evita las turbulencias y también el molesto ruido del viento.

Audi también pretende ofrecer en el futuro opciones personalizadas y exclusivas para los usuarios de sus autos de lujo, como conciertos, eventos culturales o incluso eventos deportivos a los que solo se puede acceder con una invitación especial. De este modo, un vehículo como el Audi Skysphere Concept se convertirá en pocos años en una plataforma de experiencias que ampliarán los horizontes más allá del paseo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn