eu

FCA, propiedad de Stellantis, realiza la campaña de retiro “Deje de manejar” que afecta a cerca de 276,000 vehículos en Estados Unidos (EU).

FCA US LLC advirtió urgentemente a los propietarios en el mercado estadounidense de Dodge Magnum, Challenger y Charger y Chrysler 300 (modelos de 2005 a 2010).

La campaña va dirigida a quienes no hayan realizado los reparos a las bolsas de aire del lado del conductor de Takata.

 

 

Recall para conductores despistados o morosos en EU

 

 

El fabricante señala que se contactará directamente a los propietarios de estos vehículos.

Se les urgirá que dejen de conducir sus vehículos y se les pedirá realizar el servicio necesario.

El servicio sigue estando disponible sin costo en cualquier distribuidor certificado de las marcas de FCA.

“FCA, el primer fabricante de autos en cambiar de Takata a otra alternativa de repuestos tiene suficiente inventario de bolsas de aire nuevas para satisfacer la demanda”, señaló.

Hasta la fecha, la Compañía ha enviado cerca de 210 millones de cartas por correo normal y de primera clase, entregas por mensajería, correos electrónicos, etc.

De acuerdo con la marca, el procedimiento de reparación lleva menos de una hora.

Las bolsas de aire sujetas a este retiro ya no se utilizan en la producción de vehículos de FCA.

 

 

La historia de Takata

En 2013, una serie de muertes y lesiones asociadas con infladores de bolsas de aire Takata fabricados en su planta de México, llevó a la compañía a retirar 3,6 millones de automóviles.

Otras muertes causadas por las bolsas de aire se presentaron.

Esto llevó a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) a ordenar un retiro continuo en todo EU de más de 42 millones de autos.

Desde ese momento, se trata del retiro automotriz más grande de EU en toda su historia.

Los recalls no son nuevos, a veces toca hasta marcas de lujo como Lamborghini.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn